Aves en Gijón

Birdwatching in Gijón (N Spain)

martes, 16 de abril de 2019

Últimos coletazos de la migración prenupcial

   La migración prenupcial está tocando a su fin. Pero aún así y todo, estos días pasados hemos seguido viendo aves migradoras. Algunas continuaron viaje hacia sus lugares de cría. Otras han llegado para reproducirse en nuestras latitudes. Es el caso de los vencejos pálidos Apus pallidus. Ayer por la mañana pudimos ver en vuelo siete ejemplares. Dos de ellos, incluso, reclamaron mientras volaban cazando insectos. Su sonido es distintivo para poder diferenciarlos con seguridad de su muy parecido "primo", el vencejo común. En estas grabaciones de la web Xeno-canto podéis apreciar las diferencias. En primer lugar, el reclamo de contacto y el reclamo en vuelo del vencejo pálido. Reclamo monosílabo:



   Este otro es el reclamo del vencejo común Apus apus. Bisílabo:

https://www.xeno-canto.org/466668


   Os ponemos una grabación de mala calidad, hecha con el teléfono móvil el año pasado, en la que se pueden ver a los vencejos pálidos entrando a los agujeros en donde crían. También se les oye.

Vencejo pálido Apus pallidus


   En lo que se refiere a otras especies migradoras, se siguen viendo las bonitas collalbas grises Oenanthe oenanthe. En Asturias anidan en zonas montañosas a mucha altitud. En las zonas bajas solamente se ven durante los pasos migratorios. A mediados de mayo ya habrán desaparecido de la zona de costa. (Datos del Anuario Ornitológico de Asturias del año 2000). La foto que os ponemos también es de años pasados.

Collalba gris Oenanthe oenanthe



   Algunos migrantes se quedan a invernar en sus zonas de llegada. Y parecen no tener prisa por volver a su lugar de origen. Suelen ser aves no adultas, que no sienten la necesidad de reproducirse. Es el caso de la gaviota argéntea Larus argentatus con anilla naranja y código negro  3:CLP . Esta semana la vimos descansando tranquilamente en la desembocadura del río Piles en compañía de gaviotas patiamarillas Larus michahellis, gaviotas sombrías Larus fuscus y gaviotas cabecinegras Ichthyaetus melanocephalus.

 3:CLP 


   Gaviotas cabecinegras Ichthyaetus melanocephalus



   Lo que resulta más infrecuente, aunque alguno se ve, es contemplar ejemplares adultos de algunas especies norteñas en plena primavera. Deberían estar en sus zonas de reproducción en el norte de Europa. A no ser que esta gaviota sombría adulta, que se ve en el centro de la foto, se disponga a hibridar con una gaviota patiamarilla de la población local.

Gaviota sombría Larus fuscus



   En cuanto a los viajeros Neárticos, las aves del continente americano, hay un visitante que era habitual y común en los inviernos gijoneses de hace unas décadas. Nos referimos a la Gaviota de Delaware Larus delawarensis. Actualmente se ha hecho rarísisma en nuestras latitudes. Ver un ejemplar en la bahía de Gijón, aunque sea en paso, es algo muy poco frecuente. Es por eso que publicamos el enlace a la web de Reservoir Birds con la observación hecha en la desembocadura del río Piles por Clemente Álvarez Usategui de un ejemplar de 2º año-calendario. Excelente cita. (Pinchad en el enlace para ver la foto).

https://www.reservoirbirds.com/ImagesViewer.asp?lngImageId=11009&strLanguage=CAS&strSQL=&blnSlideShow=0



    En un plumaje similar estaba esta otra gaviota de Delaware que apareció en el mismo sitio hace ya varios años.

Gaviota de Delaware Larus delawarensis



   En lo que se refiere a paseriformes, tanto los locales como los que vienen de otras latitudes, se hayan enfrascados en sus labores de reproducción. Las golondrinas comunes Hirundo rustica, uno de los pájaros que emigran en invierno a lugares más cálidos, se afanaban estos pasados días recogiendo barro y vegetación con los que reparar o construir sus nidos.

Golondrina común Hirundo rustica




   Las tarabillas europeas Saxicola rubicola (antes llamadas tarabillas comunes) son, principalmente, sedentarias. Los machos cantaban estos días a pleno pulmón para llamar la atención de las hembras y reclamar su trocito de terreno.

Tarabilla europea Saxicola rubicola




   Seguiremos atentos a las novedades que puedan traer tanto estos viajes migratorios, como las sorpresas que nos den las aves residentes en nuestra zona. Os lo contaremos.

domingo, 31 de marzo de 2019

Migrantes a go-gó

    La migración prenupcial sigue su curso. Algunos van llegando. Otros ya se han ido. Bastantes más están viajando ahora. Y algunos pocos no han empezado aún su larga marcha. De entre los que ahora están volviendo a sus lugares de cría en el norte de Europa, destacan los limícolas. Esos pequeños pájaros que vemos en playas y pedreros. Y que suelen estar siempre ajetreados buscando alimento. Julián Rufino Gómez González vio en la playa de San Lorenzo un pequeño grupo de correlimos comunes Calidris alpina y chorlitejos grandes Charadrius hiaticula. El fuerte viento del E-NE les hace avanzar con dificultad. Y cuando ven algún lugar favorable para ello, hacen una parada para descansar y alimentarse.
















Correlimos común Calidris alpina
Fotos: Autor © Julián Rufino Gómez González.


Chorlitejo grande Charadrius hiaticula
Fotos: Autor © Julián Rufino Gómez González.


   No todos los limícolas han abandonado aún sus lugares de invernada. En la bahía gijonesa hay tres que aún resisten. Tres correlimos oscuros Calidris maritima. La foto también es de Julián Rufino.

Correlimos oscuro Calidris maritima
Foto: Autor © Julián Rufino Gómez González.


   También se ven ahora en paso los elegantes archibebes comunes Tringa totanus.

Archibebe común Tringa totanus 



   En cuanto al paso de gaviotas, las gaviotas patiamarillas Larus michahellis y, sobre todo, las gaviotas sombrías Larus fuscus están viajando estos días por miles desde el sur de Europa y norte de África hacia el sureste y norte de Europa. En el puerto de El Musel pudimos ver este primer invierno anillado en Gran Bretaña por Peter Rock. Anilla amarilla y código negro  S=W .

Gaviota sombría Larus fuscus  S=W 


   El mismo día y en el mismo sitio, vimos una gaviota patiamarilla Larus michahellis anillada por el ICO. Un programa coordinado por Raúl Aymi. Anilla verde y código blanco  PLFD .

Gaviota patiamarilla Larus michahellis  PLFD .


   Otros viajeros no tienen tanta suerte. Es el caso de este adulto de gaviota sombría. Está bastante petroleada. Las gaviotas son muy resistentes. Esperemos que, a pesar de su problema, salga adelante.

   Gaviota sombría Larus fuscus


    Y de entre los que llevan con nosotros todo el invierno destaca, por su porte y su visible anilla naranja de lectura a distancia, la gaviota argéntea anillada en Francia por el equipo de Périscope con la anilla  3:CLP . A pesar de la rotura de parte de la punta del pico, parece que se las arregla estupendamente. Hoy desafiaba al fortísimo nordeste desde la cumbrera de un tejado.

Gaviota argéntea Larus argentatus  3:CLP .
   

  
   De entre los paseriformes que van llegando para criar en nuestras tierras destacan, por su tamaño, su constante actividad buscando alimento y su costumbre de posarse en terreno despejado, las collalbas grises Oenanthe oenanthe. Ya hemos visto unas pocas por El Musel. Pero aún no se dejan acercar para sacarles una foto medio decente. La imagen que compartimos es de años pasados.

Collalba gris Oenanthe oenanthe 


    Un pájaro que es regular, aunque escaso en los pasos, es el ruiseñor pechiazul Luscinia svecica. A veces la vida te sonríe. Vas a ver el paso migratorio de limícolas. Y, de repente, te encuentras una hembra de ruiseñor pechiazul comiendo en las piedras del pedrero. La buena moza no paraba quieta ni un segundo, por lo que no se le pudo sacar más que una imagen testimonial.

Ruiseñor pechiazul Luscinia svecica 
   


      Los que pasamos nuestro tiempo libre mirando a las aves, estamos pendientes siempre de los invernantes, de los primeros y últimos migrantes, de los primeros pollos... Ahora están empezando a llegar y a pasar las primeras lavanderas boyeras Motacilla flava y los primeros mosquiteros musicales Phylloscopus trochilus. En lo que se refiere a las lavanderas boyeras hemos tenido la suerte de ver esta mañana en el puerto de El Musel los primeros machos de lavandera boyera ibérica Motacilla flava iberiae de este paso prenupcial. Tres, en concreto, había hoy en el sitio.



Lavandera boyera ibérica Motacilla flava iberiae. Macho.


    Y también pudimos ver y fotografiar, en el entorno del Parque del Cabo San Lorenzo, nuestro primer mosquitero musical Phylloscopus trochilus de esta migración de primavera.

Mosquitero musical Phylloscopus trochilus


 
   Damos las gracias a Julián Rufino Gómez González por su desinteresada colaboración para la confección de esta entrada del blog. Muchas gracias, Rufo.

miércoles, 27 de marzo de 2019

Miscelánea

    La entrada de hoy tiene un poco de todo. Migrantes prenupciales, que siguen pasando en buenas cantidades y llegando a criar. Invernantes. Y también aves residentes en nuestro territorio. Por eso la hemos titulado "Miscelánea". De los que aún están viajando hacia sus lugares de cría, las gaviotas son las que más se ven en una ciudad costera como Gijón. Las gaviotas sombrías están volviendo en masa a sus colonias de cría. Ayer se veían en cantidad por playas y puertos. En las zonas accesibles del puerto de El Musel, que son muy pocas en comparación al tamaño de todo el puerto, contamos casi doscientos ejemplares. Uno de ellos fue esta británica. Una gaviota sombría Larus fuscus con anilla naranja y código negro  U7CT . Estamos a la espera de contestación por parte de los coordinadores para saber los datos de su historial. La foto es de digiscoping sin adaptador. La gaviota estaba demasiado lejos para poder hacerle una foto sin la ayuda del telescopio. El fortísimo viento, la distancia y la falta de adaptador, hizo que la calidad de la imagen no sea la mejor. Como puede verse.

  U7CT 


   Los peligros que amenazan a las aves en su viaje migratorio son varios. Cazadores, depredadores naturales, enfermedades, accidentes... Y ahora a las aves marinas se les ha unido otro. Unas enormes manchas de fuel pesado que, como consecuencia del hundimiento de un barco en el Golfo de Vizcaya, van flotando a la deriva. Empujadas por el viento. El fortísimo nordeste que está haciendo estos días dirige las manchas hacia la costa asturiana. A ver si los que luchan eficazmente contra esta contaminación (franceses y españoles) son capaces de evitar que llegue a las costas. En la siguiente imagen, sacada del twitter de uno de los barcos que están trabajando allí llamado Premar Atlantique, francés, se puede observar el despliegue de medios para intentar evitar que el desastre sea aún mayor de lo que ya es.



   Y en esta otra imagen, también del twitter del Premar Atlantique, se puede ver la situación de la mancha de hidrocarburos el 25/03/2019 hacia las cinco de la tarde.





   Algunas gaviotas petroleadas se han visto ya por El Musel. Aunque no se puede asegurar, sin un análisis de una muestra, que esa contaminación proceda del barco hundido, sí os decimos que no es habitual ver aves petroleadas por allí. Desde el naufragio ya hemos visto seis gaviotas. Una pequeña muestra de ello.






   En cuanto a las recuperaciones de avistamientos de aves anilladas, vamos teniendo ya los datos de muchas de ellas. La gaviota argéntea Larus argentatus anillada en Francia con anilla naranja y código negro  3:CLP  que lleva en Gijón desde el 29/10/2018, fue anillada cerca de Nantes, siendo un pollo, en junio del 2018. A pesar de que, al menos desde el siete de marzo tiene parte de la punta del pico rota, parece que se las arregla sin mayores problemas.



 3:CLP 

   Esta otra gaviota sombría, con azul oscuro y código blanco YC28 , fue anillada en Islandia como ave de 4º año-calendario. Es decir, un ave que, en el momento de su anillamiento, estaba en su cuarto año de vida. El de Gijón fue el primer avistamiento desde entonces.

 YC28 


   Esta gaviota cabecinegra Ichthyaetus melanocephalus, vista en el mismo lugar y día que la anterior, fue anillada como pollo en julio de 2017 en Barbâtre, Polder de Sebastopol, Vendée, Francia. Es una gran viajera. Se la vio en el Algarve portugués anteriormente.

 RV8N 


   En cuanto a aves terrestres, la abundancia de potenciales presas, entre migrantes, invernantes y residentes, hace que los depredadores estén a la que salta. Julián Rufino Gómez González nos cede estas fotos de un precioso macho de cernícalo vulgar Falco tinnunculus. Gracias.


Cernícalo vulgar Falco tinnunculus
Autor © Julián Rufino Gómez González.

   Y los busardos ratoneros Buteo buteo, oportunistas como ellos solos, también están al quite por si pillan algún incauto desprevenido. Foto cedida por César Fernández González.

Busardo ratonero Buteo buteo
Autor © César Fernández González.

   Los pajarinos, mientras tanto, siguen su vida. Este cistícola buitrón Cisticola juncidis fue fotografiado por César en la senda del Cervigón.

Cistícola buitrón Cisticola juncidis
Autor © César Fernández González.

   Uno de los invernantes que todavía aguantan en la bahía gijonesa es esta elegante gaviota cana Larus canus. La foto también es de César.

Gaviota cana Larus canus
Autor © César Fernández González.

   También resiste una de las gaviotas sombrías anilladas con color. Esta escocesa, con anilla blanca y código rojo  20W:C . Que lleva con nosotros desde últimos de otoño.

 20W:C 
Autor © César Fernández González.


   En otros lugares del concejo que resultan interesantes para las aves, también se pueden ver migrantes. Es el caso de la charca de la llamada Aliseda Pantanosa del Parque Fluvial del Piles. La charca tiene los bordes tomados por la maleza. Ello dificulta mucho la observación de aves. No digamos nada de lo complicado que se hace tomar unas imágenes medio decentes. Pero, por otro lado, también protege a los animales de miradas indiscretas. Es siempre preferible el bienestar de los animales a nuestro beneficio. Les protege, como dije, siempre y cuando no se le ocurra a nadie meterse por los prados circundantes para poder tener una mejor visión. Hemos de decir que sí se le ha ocurrido a alguno. El resultado que se logra es una desbandada general, espantados de miedo, de todo el bicherío viviente en la charca. Y, claro está, ni una triste imagen que llevarse de recuerdo. En las fotos y vídeos de digiscoping, tomados desde dentro del coche y tras un seto que bordea la carretera asfaltada, pueden verse garcilla bueyera Bubulcus ibis, ánade azulón Anas platyrhynchos, polla de agua (gallineta común) Gallinula chloropus y andarríos grande Tringa ochropus.

Garcilla bueyera Bubulcus ibis




Anade azulón Anas platyrhynchos

                                                    Polla de agua (gallineta común) Gallinula chlropus




Andarríos grande Tringa ochropus

    
    Por último os compartimos un bonito vídeo de Alfonso Jorge Caso De Los Cobos Martínez en el que se ve un arrendajo euroasiático Garrulus glandarius en la senda verde de La Camocha. El llamado sembrador del bosque. Tiene costumbre este ave de esconder semillas que recoge en época de abundacia. Y luego, cuando llega la escasez, se alimenta de las reservas que ha escondido. Pero, a pesar de tener una excelente memoria, a veces olvida algunos de los sitios donde escondió las semillas. O, simplemente, no consume todo lo que esconde. Esas semillas que quedan y no se usan, con las condiciones adecuadas, germinan. Dando lugar a nuevos árboles y arbustos. Sembrando nuevo bosque.

Arrendajo euroasíatico Garrulus glandarius



   Les damos las gracias a Alfonso Jorge Caso De Los Cobos Martínez, Julián Rufino Gómez González y César Fernández González por su desinteresada colaboración en la confección de esta nueva entrada. Muchas gracias.

martes, 19 de marzo de 2019

Turistas y locales

  Sigue el paso de aves migratorias. Y continúan algunos invernantes con nosotros. Entre estos últimos que aún no han vuelto a sus lugares de origen, tenemos a las lavanderas blancas enlutadas Motacilla alba yarrellii. Un ejemplar estaba días atrás alimentándose en la arena de la playa de San Lorenzo en la desembocadura del río Piles. Junto a él había una lavandera blanca común Motacilla alba. Esta coincidencia permitió hacerles unas fotos a ambas para poder ver las diferencias. La enlutada, si no estamos equivocados, es una hembra. También se le pudo hacer un vídeo que muestra como se alimenta.

 Lavandera blanca común Motacilla alba

Lavandera blanca enlutada Motacilla alba yarrelli


Lavandera blanca enlutada Motacilla alba yarrellii

 
 
   Entre las aves locales, sedentarias, una de las más bonitas es el chochín común Troglodytes troglodytes. Es un pajarín diminuto, muy común y con un plumaje precioso: Hace su nido escondido en los arbustos. Una hermosa bola de musgo, hojas, hierbas y otros materiales suaves. Un nido muy bonito. Aún siendo  el chochín común un "peso pluma" de nuestra avifauna, una diminuta bolita de plumas, su canto es sorprendentemente fuerte. Lo podéis oír en este vídeo que filmó Alfonso Caso De Los Cobos Martínez.

Chochín común Troglodytes troglodytes
Autor © Alfonso Caso De Los Cobos Martínez


   Otro pajarín que tiene una población sedentaria, pero que aumenta en invierno de forma considerable en nuestro concejo con la llegada de invernantes europeos, es el pardillo común Carduelis cannabina. Se acerca la temporada de cría (ya está aquí, en realidad) y los machos se están poniendo preciosos. Lo podéis ver en la foto que nos ha cedido César Fernández González.

Pardillo común Carduelis cannabina
Autor © César Fernández González


   Y otra especie sedentaria y numerosa, que también aumenta su población con ejemplares procedentes del norte de Europa es el petirrojo europeo Erithacus rubecula. Este año, en concreto, han llegado una gran cantidad de aves europeas a nuestras tierras. La foto también es de César Fernández González.

Petirrojo europeo Erithacus rubecula
Autor © César Fernández González


   Jilgueros Carduelis carduelis y serines verdecillos Serinus serinus, también son sedentarios y ven sus poblaciones aumentadas con la llegada de aves europeas. Unas pocas en el caso del serín verdecillo. Más numerosos son los jilgueros que llegan de Europa. Fotos de César Fernández González.

Jilguero Carduelis carduelis
Autor © César Fernández González

 Serín verdecillo Serinus serinus
Autor © César Fernández González



   En lo que se refiere a la migración de aves acuáticas, sigue el paso de gaviotas sombrías Larus fuscus. Estos pasados días pudieron verse varias de ellas que llevan anillas de color de lectura a distancia. Como esta anillada en Islandia con anilla azul oscuro y código blanco  YC28 . Estamos a la espera de su historial.

Gaviota sombría Larus fuscus  YC28 

   Otras proceden de Bélgica. Es el caso de este ejemplar anillado como adulto en el año 2008 con anilla azul oscura y código blanco  KF·AN .

 KF·AN 

   Algunas han nacido en Holanda. Este ejemplar, por ejemplo. Con anilla azul oscura y código blanco  8.C  en la tibia izquierda y anilla negra sin código en la tibia derecha. Está anillada en las tibias con las anillas de color porque la colonia de cría tiene la hierba muy alta. Si la anilla estuviera en el tarso, como es práctica habitual, no podría leerse cuando llegan a criar. Y sería imposible hacerles un seguimiento. Anillada en el 2015. Según el coordinador es un macho.

 8.C 


   También nos visitan aves noruegas. Las dos que os ponemos a continuación fueron vistas el mismo día. Y el lugar donde fueron anilladas está muy próximo, en el sur de Noruega. En la provincia de Vest-Agder (Agder Occidental). Anilla negra y código blanco  J4NR  es la primera.

 J4NR                                          

   La segunda lleva el mismo color de anilla y de código. Pero este último es el   JT9C .

 JT9C 

   Las gaviotas cabecinegras Ichthyaetus melanocephalus también siguen en paso migratorio. Aunque ya han disminuido mucho en sus números. Una de las que hemos visto procedía de Gran Bretaña, donde se anilló como pollo en el 2018. Lleva una anilla amarilla con código negro  2L53 . En el año de su nacimiento, recién abandonada la colonia de cría, fue vista pasando el invierno en Marruecos. La foto es de hace días. Aún se puede ver por la zona.

 2L53 


   Damos las gracias a Alfonso y César por su desinteresada colaboración para la confección de esta entrada del blog.

jueves, 7 de marzo de 2019

Paseando por Gijón. Reyezuelo sencillo y otras observaciones.

   Paseando por el concejo de Gijón, con unos prismáticos y una cámara de fotos, se hacen observaciones muy guapas. Muy interesantes. Las fotos de esta entrada, hechas estos pasados días, son una muestra. Los autores somos el administrador de este blog, Juan Bueno Pardo, Justyna Fiałkowska y yo mismo. Como podéis ver en las imágenes, hemos observado bastantes pajarinos. Alguna de las especies vistas, además, han resultado de interés. Es el caso del Reyezuelo sencillo Regulus regulus. Un ave que no es frecuente ver en áreas bajas. Un ejemplar nos deleitó ayer en el Parque de Isabel la Católica.

Reyezuelo sencillo Regulus regulus. Autora © Justyna Fiałkowska


Reyezuelo sencillo Regulus regulus
Autor © Juan Bueno Pardo 


   En el anuario ornitológico asturiano se indica que deben recogerse todas las citas a una altitud inferior a 600 m.s.n.m. De ahí lo interesante de la observación. Es, además, un pajarín nada fácil de ver. De pequeño tamaño y que suele estar escondido entre la vegetación de los árboles que le cobijan. Para localizarlo hay que estar atento a su reclamo. El ejemplar de las fotos fue encontrado por Justyna y Juan.


  Otro habitante de parques y jardines es el agateador común Certhia brachydactyla. Y otro pajarín que es bastante difícil de localizar. Tiene costumbre de estar siempre pegado al tronco de un árbol, deambulando arriba y abajo en busca de los pequeños invertebrados de los que se alimenta. Este de la foto también fue localizado por Juan y Justyna. La foto es de Justyna.

Agateador común Certhia brachydactyla
Autora © Justyna Fiałkowska

   Fijaos en los equilibrismos que hace el agateador para inspeccionar centímetro a centímetro de corteza en busca de comida. Se puede ver en la foto, a la derecha del ave, como ésta se apoya en la rama con la cola. Agarrado con patas y apoyado en la cola, el agateador mantiene el equilibrio boca abajo en la rama.


   Además de aves, ahora que llega la primavera se empiezan a ver las primeras mariposas. Como esta mariposa de los muros Pararge aegeria.

        Mariposa de los muros Pararge aegeria


   
    De vuelta a casa y en una breve parada en la desembocadura del río Piles, en la playa de San Lorenzo, localizamos una gaviota cana Larus canus.


Gaviota cana Larus canus




   Eso fue ayer. Esta mañana, dando un paseo por el barrio de Porceyo, hemos visto (y, sobre todo, oído) multitud de pajarinos. Solamente hemos podido hacerles fotos a unos pocos. Pero las especies identificadas alcanzaron más de la docena y media. Una de los pájaros que más ilusión hace cuando se localiza, por no ser fácil de ver y por tener un plumaje precioso, es el camachuelo común Pyrrhula pyrrhula. Este macho estaba atiborrándose a flores de sauce.

Camachuelo común Pyrrhula pyrrhula




  Los carboneros comunes Parus major cantaban casi de continuo. Incluso cuando se desplazaban en busca de alimento. Lo podéis ver y oír en este breve vídeo.

Carbonero común Parus major



   Tan importante como la vista, en la observación de aves, es el oído. Lo veis (y escucháis) en el vídeo que va a continuación. No se observa ni un pájaro. Pero se oyen varias especies cantando.



   Jilgueros Carduelis carduelis, verderones comunes Chloris chloris, urracas Pica pica, palomas torcaces Columba palumbus y varias especies más fueron las que se dejaron ver y oír. Un paseo muy agradable y al alcance de cualquiera de nosotros. Para poder disfrutar, gratis, de lo que la naturaleza nos ofrece.

 Jilguero Carduelis chloris

 Paloma torcaz Columba palumbus           

 Urraca Pica pica

Verderón común Chloris chloris


   De hace unos pocos días son las imágenes que os mostramos ahora. Los últimos invernantes que van quedando en nuestras tierras. Las bonitas lavanderas blancas enlutadas Motacilla alba yarrellii. Son originarias de las Islas Británicas. Y vienen al sur de Europa a pasar el invierno. Se dejaron ver en el campo de entrenamiento que tiene en La Providencia el F. C. Estudiantes. En el vídeo se observa la diferencia, evidente, entre dos subespecies de lavanderas que se pueden ver en invierno. La lavandera blanca enlutada y la lavandera blanca común Motacilla alba.



Lavandera blanca enlutada Motacilla alba yarrellii

Lavandera blanca enlutada Motacilla alba yarrellii y Lavandera blanca común Motacilla alba


   También se ven, aún, los últimos bisbitas pratenses Anthus pratensis.

Bisbita pratense Anthus pratensis



   Para cerrar esta entrada os compartimos una foto de una bonita hembra de colirrojo tizón Phoenicurus ochruros que Justyna y Juan vieron en el Parque de Los Pericones. También vieron, como nota negativa, una reina de avispón asiático Vespa velutina. Intentaron capturarla. Pero sin éxito.

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros. Autor © Juan Bueno Pardo