Aves en Gijón

Birdwatching in Gijón (N Spain)

lunes, 1 de julio de 2019

Fauna urbana

   Las ciudades son el hogar de muchas especies de animales salvajes. La denominada "fauna urbana". En lo que respecta a las aves, todos hemos visto en cualquier parque o plaza de nuestra ciudad a las palomas, estorninos, gorriones... Si levantamos la vista a partir de mediados de primavera veremos en el cielo las figuras de vencejos, golondrinas, aviones... Y si vivimos en una ciudad costera tendremos todo el año la compañía de las vocingleras gaviotas. A las aves que pasan con nosotros todo el año no les solemos prestar atención. Los gorriones comunes Passer domesticus siempre han estado ahí. Y no nos damos cuenta de que cada vez se están volviendo más raros, menos abundantes. El barrio gijonés de Cimadevilla es uno de los sitios en los que, todavía, se ven en cantidades apreciables. Andan a la caza de algo de comida. Sobre todo ahora, que hay pollos a los que alimentar. En los ratos libres toman baños de polvo para combatir a los parásitos.



Gorriones comunes Passer domesticus 




   Desde lo alto de la escalera, la oportunista gaviota patiamarilla Larus michahellis no perdía de vista al bando de gorriones. "Como uno se despiste, me sirve de cena", piensa.



    La vida de las gaviotas no es tan fácil como parece. La de la foto y vídeo tiene un anzuelo clavado en el cuerpo. El hilo de pescar, empatado al anzuelo, cuelga del pecho.





   Las no menos oportunistas urracas Pica pica han colonizado prácticamente todos los lugares. La ciudad, el campo... Un grupo de cinco andaba de acá para allá, persiguiéndose. Y echando un ojo a ver si localizaban, desprotegido, algún nido de los que hay por los tejados.




   Una de las aves que es común en pueblos y ciudades de toda España es el avión común Delichon urbicum. Aunque en España hay una pequeña población sedentaria, la inmensa mayoría pasa el invierno en el continente africano. En este mapa de distribución, sacado de la Wikipedia, podéis ver su área de invernada en azul y la zona de cría en amarillo.

Avión común Delichon urbicum. Área de distribución (Fuente: Wikipedia).

   En sus orígenes era un ave rupícola. Es decir, que anida en zonas rocosas. Pero se ha adaptado a vivir en las construcciones humanas. En Gijón hace sus nidos, principalmente, en los aleros de los edificios. Es fácil, mientras se pasea, verlos volar. Y, con paciencia, observar sus movimientos para localizar los nidos. Entonces podremos contemplar el momento en que los adultos ceban a sus pollos.

Avión común Delichon urbicum 



   Aunque a algunos parece que les molesta la presencia de estas beneficiosas aves. Son unos insecticidas muy eficaces. Hasta veinte (20) kilos de insectos al año puede llegar a comerse un ejemplar. Y la destrucción de sus nidos es ilegal. Pero a algunos parece no importarles gran cosa todo ello.





   Un primo suyo es el avión zapador Riparia riparia. Una colonia de ellos hace años que se estableció en el concejo. El área de distribución es muy similar a la del avión común. Debido a la falta de sitios adecuados en donde construir el nido y criar a sus pollos, los aviones zapadores aprovechan cualquier agujero que consideren adecuado. Como podéis ver en los vídeos y fotos.


Avión zapador Riparia riparia 





   Las lavanderas blancas Motacilla alba y las lavanderas cascadeñas Motacilla cinerea andan, como el resto de la avifauna, ocupadas buscando comida para sus crías.

Lavandera blanca Motacilla alba



Lavandera cascadeña Motacilla cinerea. Pollos y adultos, macho y hembra.



    Pero no todo es tan bonito entre la fauna urbana. Como sucede con la gaviota con el anzuelo clavado, algunas cosas son inaceptables. Es el caso de la introducción en la naturaleza de especies foráneas. Algunas de ellas han llegado a ser una plaga. Como sucede con el galápago de Florida Trachemys scripta. Sí. Esa tortuguita tan mona, tan pequeñita, con esas mejillas coloraditas, tan guapa. Tan chiquitina. Pues esa tortuguita, cuando el niño se cansa de ella, acaba en cualquier charca, arroyo, laguna, pantano. Y se encuentra en un medio en el que no tiene depredadores naturales. Y crece. Y se reproduce. Y acaba con cualquier otra cosa que se encuentre en su medio. Estas dos estaban en la misma zona en la que se encuentran los aviones zapadores.

Galápago de Florida Trachemys scripta 



    Toda esta cantidad de aves y otros animales constituye una fuente de alimento. Que es aprovechada por depredadores que, también, utilizan la ciudad para vivir. Como esta familia de cernícalos vulgares Falco tinnunculus. Que hace ya unos años que saca adelante a sus crías aprovechando los huecos que le brinda la fachada de piedra de una casa. En las imágenes, dos de los pollos. Todos ellos ya han volado. Y el nido está vacío.





















Cernícalo vulgar Falco tinnunculus 



   Los halcones peregrinos Falco peregrinus, de los que hay varias parejas nidificantes en el concejo, vigilan desde su posadero a sus posibles presas.

Halcón peregrino Falco peregrinus 






    Un pájaro parecido a los aviones, es el vencejo. En Gijón ya hace unos años que se localizó una colonia de vencejos pálidos Apus pallidus. Que ha crecido con el tiempo. De tres nidos localizados el primer año hemos pasado a más del doble. En el vídeo se ve a uno salir del nido.

Vencejo pálido Apus pallidus 


   En estos otros dos vídeos se ve el mismo sitio. Y se observa a un adulto entrando y saliendo del nido.



Vencejo pálido Apus pallidus 




   Un ave muy común y abundante en las ciudades, que hizo su aparición en España en los años 60 del pasado siglo, es la tórtola turca Streptopelia decaocto.

Tórtola turca Streptopelia decaocto 



    Una pariente suya es la paloma torcaz Columba palumbus. Esta bonita ave ha experimentado una evolución curiosa en su población. Desde que se prohibió, por motivos de seguridad, la caza en las zonas donde había casas cerca, se ha establecido en casi todos los parques y jardines de la ciudad. Incluso anida en los árboles de parques, jardines o medianas de calles.

Paloma torcaz Columba palumbus



   Y en cualquier charca, arroyo, estanque urbano, los ánades azulones Anas platyrhynchos aprovechan para sacar adelante a su descendencia.





Ánade azulón Anas platyrhynchos 



  Para acabar os ponemos algunos animales que, aunque vuelan, no son aves. Empezamos con un hemíptero que todos hemos visto caminar sobre la superficie del agua. El muy común zapatero Gerris lacustris.

Zapatero Gerris lacustris 


   Las mariposas son muy vistosas. Y algunas, como las mariposas nocturnas son, además, unas grandes desconocidas. De esta bonita Spilosoma lutea hay muy pocos registros en Asturias.

Spilosoma lutea


   Una especie de mariposa diurna abundante, fácil de identificar, es la llamada almirante rojo Vanessa atalanta. En el vídeo podéis ver la espiritrompa entrando en la flor. Para alimentarse del néctar.

Almirante rojo Vanessa atalanta 




    Y otras dos especies comunes y abundantes son la mariposa de los muros Pararge aegeria y la mariposa loba Maniola jurtina. La mariposa de los muros de la foto ya ha librado unas cuantas batallas. Está hecha migas.

Mariposa de los muros Pararge aegeria 

Loba Maniola jurtina 




    Por último. La mariposa cardera Vanessa cardui. Es una especie migradora.  No solamente migran las aves. Y este fin de semana, probablemente por la ola de calor que hay en Europa, hemos tenido en la costa asturiana una pequeña invasión de miles de ejemplares. Algunos estaban hechos polvo. Y otros se veían relucientes. Y algunas reponían fuerzas después del viaje. Como podéis comprobar en las fotos y el vídeo. 



Mariposa cardera Vanessa cardui 



jueves, 20 de junio de 2019

Viajeros

   Las aves son animales viajeros. Incluso las especies sedentarias hacen desplazamientos, más o menos largos, desde sus lugares de nacimiento hacia otros sitios, buscando nuevos territorios que ocupar. En lo que se refiere a las aves migratorias estos viajes son, a veces, de miles de kilómetros. Los alcatraces atlánticos Morus bassanus tienen poblaciones nidificantes testimoniales en la zona sur de Francia. Pero sus principales colonias europeas se encuentran en los alrededores del Mar del Norte. Al acabar su temporada de reproducción, vuelven al sur a pasar el invierno. Y en su viaje pasan por nuestras costas. Desde ellas podemos observar su vuelo mientras pasan o se alimentan. Para pescar se dejan caer desde lo alto como si fueran un proyectil. Así, bien en su caída, bien en el rebote mientras vuelven a superficie, atrapan a sus presas. En los vídeos podéis ver a uno mientras va inspeccionando la superficie de la mar para, cuando descubre a los peces, dejarse caer. No se le ve entrar en el agua. Demasiado rápido para mis reflejos. En el otro vídeo se ve a otro alcatraz nadando y acicalando el plumaje después de haberse sumergido.


Alcatraz atlántico Morus bassanus 






   Otra ave marina viajera es la gaviota argéntea Larus argentatus nacida en Francia con anilla naranja y código negro  3:CLP . Hace ya meses sufrió la rotura de parte del pico. Y hace unas semanas tuvo un anzuelo, con su aparejo, clavado y enredado en la parte inferior del pico. En estas fotos, muy lejanas y desenfocadas, parece verse que se ha librado de la molestia. Es una auténtica superviviente.


Gaviota argéntea Larus argentatus   3:CLP  



   Un viajero que nos visita en pequeños números es el colirrojo real Phoenicurus phoenicurus. En el concejo de Gijón es un reproductor escaso que ocupa pequeños bosquetes de roble maduro. Este macho andaba atareado buscando comida para sus pequeños. Las fotos están desenfocadas y a contraluz. Pero no quise acercarme más, pues podía molestarle.




Colirrojo real Phoenicurus phoenicurus 



   Por el mismo lugar de las afueras de Gijón un carbonero común Parus major también estaba ocupado buscando la pitanza.

Carbonero común Parus major 


   Y un petirrojo europeo Erithacus rubecula cantaba a pleno pulmón.

Petirrojo europeo Erithacus rubecula 

   Este otro petirrojo, visto en el entorno del embalse de San Andrés de los Tacones, observa al observador mientras descansa posado en un cable de alumbrado.




   Los mirlos comunes Turdus merula son abundantes en cualquier parque o jardín urbano o periurbano. Y también andan a la busca de su almuerzo.

Mirlo común Turdus merula 



   Bastantes estorninos negros Sturnus unicolor ya han sacado adelante a sus crías. Pero los jóvenes se resisten a abandonar la fuente de comida fácil representada por sus padres. El joven del vídeo (a la izquierda) sigue al adulto. Pretende ser alimentado por él. El adulto no le hace ni caso.

Estornino negro Sturnus unicolor 


   Y los residentes pardillos comunes Linaria cannabina andaban, hace un par de semanas, emparejados.

Pardillo común Linaria cannabina 


   Una gran viajera que cruza el estrecho de Gibraltar para pasar el invierno en África y luego vuelve a sus lugares de cría en la vieja Europa, es la cigüeña blanca Ciconia ciconia. Estos días se están viendo en buenos números por el embalse de San Andrés de los Tacones.

       Cigüeña blanca Ciconia ciconia

   En Asturias se suelen ver en pequeños números. Es algo poco común contemplar, como en este vídeo, diez ejemplares. Hasta trece se vieron ese día. Estaban acompañados de cuatro espátulas comunes Platalea leucorodia, varias garcillas bueyeras Bubulcus ibis y unas pocas garzas reales Ardea cinerea y garcetas comunes Egretta garzetta.


   



   Una de las cigüeñas estaba anillada. Anilla blanca con código negro en la izquierda y anilla amarilla con código negro y anilla de metal en la derecha. No fue posible leer las anillas. Estaba muy lejos y medio oculta entre la vegetación. La pata derecha estaba lastimada. La llevaba siempre doblada, sin apoyar en tierra.



 
   Las mencionadas espátulas comunes Platalea leucorodia se dedicaban a descansar y a alimentarse. Como se ve en el vídeo. Salen volando por unos gritos de alarma de las garcillas bueyeras.

Espátula común Platalea leucorodia 


   Aunque también pudo tener algo que ver la presencia, siempre amenazante, del milano negro Milvus migrans.

Milano negro Milvus migrans 



   En otro lugar del concejo los aviones zapadores Riparia riparia vuelan sin descanso para traer comida a sus crías.

Avión zapador Riparia riparia 



Avión zapador Riparia riparia 


   Y las lavanderas blancas Motacilla alba, se dedican a la misma labor que los zapadores.

Lavandera blanca Motacilla alba 


   Las palomas torcaces Columba palumbus observan la escena desde la distancia.

Paloma torcaz Columba palumbus 


   Para finalizar la entrada, vamos a abrir un poco el abanico de las especies que os mostramos. También vamos a hablar de animales que vuelan. Y que hacen migraciones. Pero en este caso, en vez de aves, hablamos de insectos. Una pequeña muestra de lo que hemos fotografiado estos pasados días.

   Una cigarra que es común y en algunos momentos llega a ser abundante. La preciosa cigarrilla verde Cicadella viridis.

Cigarrilla verde Cicadella viridis


   Las fascinantes moscas escorpión. Como la Panorpa communis.

Mosca escorpión Panorpa communis 


   Una mariposa de la que no tenía constancia de su presencia en el concejo. Tampoco aparece, en él recogida, en el excelente libro de Hugo Mortera Piorno "Mariposas de Asturias". Hablamos de la migradora mariposa Sofía Issoria lathonia.








Mariposa Sofía Issoria lathonia 


   La llamada almirante rojo Vanessa atalanta, es mucho más común. Lo que no significa que no sea una mariposa muy bonita.




Almirante rojo Vanessa atalanta 


   La mariposa de la col Pieris brassicae es muy común. Se puede ver en cualquier parte.




   Y acabamos con una de las llamadas avispas papeleras. Creemos que esta es, en concreto, la avispa papelera Polistes dominula.





   Esto ha sido lo más interesante que hemos visto en las algo más de tres semanas que hemos tardado en publicar esta nueva entrada.