Aves en Gijón

Birdwatching in Gijón (N Spain)

martes, 19 de febrero de 2019

Historiales de gaviotas anilladas (1ª parte)

   Van llegando algunos historiales de las gaviotas con anillas de color de lectura a distancia que hemos visto estos últimos días. En concreto nos han llegado las de las gaviotas cabecinegras Ichthyaetus melanocephalus con anillas francesas y belgas. Están coordinadas por Camille Duponcheel. En esta primera parte, para no saturar con demasiados datos, pondremos solamente las recuperaciones de las anillas blancas, procedentes de Bélgica.

3359

  De 3359 podemos deducir, por sus movimientos, que va claramente camino de sus lugares de cría. El anterior avistamiento fue en enero de este año en Playa América, Nigrán, Pontevedra. Fue anillada como ave de 3º año-calendario en su colonia de Amberes, Bélgica. Seguro que hacia allí va.



3ALE

   La 3ALE fue anillada como pollo en Beveren, Bélgica. Lleva todo el invierno del 2018/2019 en la bahía de Gijón.



3YHH

   La que lleva la 3YHH se anilló en Total, Amberes, Bélgica, como ave de 3º año-calendario en mayo de 2017. Desde esa fecha hasta que se vio en Gijón, el 6/02/2019, no tenía avistamientos previos. Interesante observación.


   
   Una vieja amiga es E844. Tiene una historia preciosa. Fue anillada como pollo en Holanda en el año 1998. En el año 2001, siendo un ave de 3º año-calendario, le fue colocada en una localidad de Bélgica la anilla de color 4HV. Bien por haber cambiado de colonia de cría, bien por deterioro de la anterior, en el año 2012 se le puso la anilla de color actual, E844. También en Bélgica. Gracias a sus anillas de lectura a distancia hemos podido seguir sus movimientos con relativa facilidad. Ha viajado por varios países. Holanda, donde nació. Bélgica, en donde le pusieron las anillas de color. En Francia, donde se la observa siempre en el Paso de Calais, en donde probablemente pare en sus viajes migratorios. Y en España. Mayoritariamente en Gijón, Asturias. Aunque este invierno del 2018/2019, y antes de verse en Gijón, se localizó en playa América, Nigrán, Pontevedra. Lo que parece indicar, sin lugar a dudas, que está volviendo a su colonia de cría. No está mal para un bicho que, en el momento en que se vio en Gijón, tenía mas de veinte años y medio de edad. Es una alegría volver a ver a estas viejas amigas.

E844



   La 3676  fue anillada como ave de 3º año-calendario cerca de Amberes en el 2017. Y le fue puesta la anilla de color 395F. En mayo del año siguiente se le cambió por la actual. Probablemente por haber cambiado de colonia de cría. También ha viajado lo suyo. Bélgica, Francia y en España en Pontevedra y Asturias.

3676



   3RKH siempre había sido vista invernando en Gijón desde el mismo año en el que se le colocó la anilla de color. Fue en el 2017, cuando era una gaviota de 3º año-calendario. Pero este invierno, antes de ser controlada aquí, fue vista en Santa Cruz de Oleiros, Coruña. Va ampliando horizontes. NOTA: Para aclarar, a los que no están acostumbrados, la terminología empleada. Cuando hablamos de "tercer año-calendario" nos referimos a un ave que está en su tercer año natural de vida. En el caso de 3RKH, en el año 2017 tenía tres años de edad. Había nacido, por tanto, en el 2015.

3RKH



   La foto de la gaviota que ilustra los datos que van a continuación, 3016, tenemos que agradecerla a César Fernández González. Que nos la ha cedido. Gracias, César. Fue anillada en el año 2018 cerca de Amberes como ave de 3º año-calendario. Y este invierno ya ha sido vista en las provincias de Coruña y Asturias.

         Autor ©: César Fernández González.  3016


   Todas estas gaviotas proceden de colonias de cría situadas en Bélgica. Los historiales con los datos de anillamiento nos han sido facilitados por Camille Duponcheel, uno de los coordinadores del programa. Muchas gracias a Camille por los datos. La siguiente entrada, la segunda de las tres en total en las que dividiremos estos datos de recuperación de avistamientos, estará dedicada a las cabecinegras francesas. Llevan anilla verde y código blanco.

lunes, 18 de febrero de 2019

Otro poco del "fondo de armario"

   La migración prenupcial, combinada con los últimos coletazos de la invernada, están propiciando montones de observaciones de gaviotas cabecinegras con anillas de color de lectura a distancia. Pero hoy, para variar un poco y hasta que nos vayan llegando los historiales con las recuperaciones de las aves anilladas, vamos a ir tirando del fondo de armario. Observaciones antiguas hechas en el concejo de Gijón. Empezamos con un vídeo sacado con el teléfono móvil. Está hecho en un barrio muy popular de Gijón. En él se localizó, ya hace unos años, una colonia de vencejos pálidos Apus pallidus. En el vídeo se ve como los adultos entran a los nidos a cebar a los pollos. No damos localización exacta. Lo entenderéis perfectamente. Los que conocen la historia ya saben el sitio. Los que no... Tendrán que buscarlo ellos mismos. No es una buena práctica ir desvelando públicamente los lugares de cría de las aves.

Vencejos pálidos Apus pallidus.



   En un bosquete de las afueras de Gijón anida desde hace años una familia de cárabos comunes Strix aluco. Tampoco damos la localización. Por los mismos motivos expresados en los vencejos pálidos. Unas fotos de familia.

Cárabo común Strix aluco. Hembra.

Cárabo común Strix aluco. Macho.

             Cárabo común Strix aluco. Pollo.

                                                                Cárabo común Strix aluco. Pollo.

   En una ocasión tuvimos la oportunidad de ver como, en pleno día, los padres les traían a los pollos una urraca Pica pica y un mirlo común Turdus merula. En el vídeo, el pollo picotea parte de una urraca. Bajo él se ve a su hermano, mirando al pesado con el telescopio y los artefactos de "digiscoping". Ese año la pareja sacó dos pollos adelante.

Pollos de cárabo común Strix aluco.



   En otro lugar del concejo, los busardos ratoneros Buteo buteo se afanaron por sacar adelante a sus tres pollos. Lo lograron.

Busardo ratonero Buteo buteo.



   Y en la charca de la Aliseda Pantanosa del Parque Fluvial del Piles pararon en su viaje migratorio los archibebes oscuros Tringa ochropus, las cercetas carretonas Anas querquedula y cercetas comunes Anas crecca, los ánades rabudos Anas acuta y los cucharas europeos Anas clypeata.

 Anade rabudo Anas acuta. Macho.

 Archibebe oscuro Tringa ochropus.

 Cerceta carretona Anas querquedula. Macho.

Cerceta común Anas crecca. Macho.

Cuchara europeo Anas clypeata. Macho.

   Un surtido de algunos de los sitios que, de interés para las aves, podemos encontrar en el concejo de Gijón.

jueves, 14 de febrero de 2019

Adiós a la explanada de "La Figar" y hola a una vieja amiga

   Los gijoneses amantes de las aves hemos vivido con tristeza estos últimos días. Ello es debido a que hemos asistido a la destrucción de un lugar muy interesante para las aves. Nos referimos a la explanada de La Figar, en el puerto de El Musel. El sitio es una explanada con una extensión aproximada (medida por las imágenes de Google Earth) de algo más de 55.000 metros cuadrados. Hasta hace pocos días el lugar era un sitio lleno de vida. Con arbustos, césped y varias charcas. Y aves ocupando el lugar. Algunas de esas charcas eran estacionales. Otras, las menos, tenían agua todo el año. En el concejo de Gijón no hay casi humedales costeros. Quitando el Parque de Isabel la Católica y sus dos estanques, la laguna aneja del Pueblo de Asturias, la charca de la Aliseda Pantanosa en el Parque Fluvial del Piles y alguna charca estacional más, no hay humedales. Y menos aún hay charcas que estén prácticamente pegadas a la línea de costa. Os ponemos una foto de Google Earth en el que se puede ver el sitio del que hablamos. La línea roja es la que delimita, grosso modo, la zona objeto de la urbanización para el almacenaje de contenedores.



   Y así ha quedado ahora. Foto sacada a principios de esta semana tras la valla y desde la acera de la carretera que lo bordea. Han quedado cuatro charcos que, con toda seguridad, serán asfaltados.

Explanada de La Figar, ya urbanizada.

   En el sitio podían verse montones de especies de aves. Gaviotas patiamarillas, sombrías, reidoras, gaviones atlánticos. Anátidas varias como ánade azulón Anas platyrhinchos, cerceta común Anas crecca, ánsar común Anser anser y otras.

Ansar común Anser anser. Anade azulón Anas platyrhynchos. Gaviota patiamarilla Larus michahellis.


   En cuanto a pajarinos eran muy fáciles de observar estornino pinto Sturnus vulgaris, gorrión común Passer domesticus, lavanderas de varias especies, entre ellas la lavandera blanca enlutada Motacilla alba yarrellii, colirrojo tizón Phoenicurus ochruros, jilguero europeo Carduelis carduelis, petirrojo europeo Erithacus rubecula, paloma torcaz Columba palumbus, pardillo común Carduelis cannabina... Y en lo referente a los limícolas la lista también es extensa. Combatiente Philomachus pugnax, archibebes y correlimos de varias especies, andarríos chico Actitis hypoleucos, agujas colipintas Limosa lapponica, chorlitejo grande Charadrius hiaticula... Incluso los chorlitejos chicos Charadrius dubius hicieron varios intentos de cría. En la ficha de la especie que podemos consultar en la web de SEO/BirdLife nos dice que: La principal amenaza para esta limícola radica en la alteración y eliminación del hábitat.

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros.

Lavandera blanca enlutada Motacilla alba yarrellii.      

   Algunas gaviotas anilladas se han visto allí. Como esta gaviota sombría Larus fuscus anillada en Noruega. Más de mil novecientos kilómetros en línea recta se hizo para descansar en el lugar. Ya no podrá hacerlo.

Gaviota sombría Larus fuscus anillada en Noruega.  J714L 

   Todo esto que os mostramos ya es historia. Triste historia.



   En cuanto al paso migratorio de invernantes hacia sus lugares de cría, sigue su curso. Esta tarde, dando un paseo de más o menos un kilómetro, desde la desembocadura del río Piles y hasta el Sanatorio Marítimo, pudimos ver nueve gaviotas cabecinegras Ichthyaetus melanocephalus anilladas con anillas de color de lectura a distancia. Una de esas nueve está anillada en Holanda. Y es la protagonista de la segunda parte del título de esta entrada. Fue anillada como pollo el 12 de junio de 1998 en Hellegatsplaten. Algo más de veinte añazos la contemplan. La primera vez que se vio en Gijón fue en el 2003. Desde entonces es un visitante habitual en el invierno gijonés. Bienvenida, vieja amiga.

E844

   El resto de las gaviotas anilladas vistas proceden de Alemania y Francia. De Alemania son:
   

 AKJZ                   

              
 ASRE 

 AY·NA 

   Francesas son las que vienen a continuación. Anilla verde y código blanco que empieza por R

 R0AN 

 RJH8 

 RN2K 

 RT8H 

 RX8R                                         


   Otras aves aún aguantan en su lugar de invernada. Como los bonitos correlimos oscuros Calidris maritima.

Correlimos oscuro Calidris maritima.



   Por último, esta gaviota patiamarilla Larus michahellis. Que, más que invernante, es viajera. Nació en el País Vasco. Y lleva todo el otoño e invierno alternando Asturias, País Vasco y Francia. Es ya conocida de los gavioteros gijoneses.

 A68:G 






lunes, 11 de febrero de 2019

Diferentes estrategias. Distintas técnicas. Compartiendo espacio.

   Las aves que invernan en la bahía tienen diferentes estrategias y técnicas de alimentación. Hoy os vamos a mostrar de qué manera se alimentan algunas de ellas. Garcetas comunes Egretta garzetta, correlimos oscuros Calidris maritima, vuelvepiedras comunes Arenaria interpres, cormoranes grandes Phalacrocorax carbo, lavanderas de diferentes especies Motacilla sp. o las omnipresentes gaviotas, comparten espacio de reposo y alimentación entre ellas y con otras especies animales. Y con la especie humana. Todos ellos usan la playa y el pedrero que va al oeste desde la desembocadura del río Piles, hasta los terrenos del antiguo camping como lugar de alimentación o reposo. Pero cada uno lo hace a su manera. Los cormoranes grandes Phalacrocorax carbo se especializan en el buceo para capturar su comida. Este que os mostramos en las fotos llegó volando, se posó en el agua y a continuación empezó su jornada de pesca. Luego, ya saciado, se posó en las piedras a descansar. El ejemplar que se ve posado en la tercera imagen no es el que se ve en las dos primeras fotos. El que estuvo pescando se posó demasiado lejos y medio oculto. No se le pudo hacer una foto decente.


 Cormorán grande Phalacrocorax carbo.






   Las garcetas comunes Egretta garzetta van paseando entre las rocas del pedrero mientras inspeccionan los charcos intermareales. Usan su afilado pico como un arpón para poder atrapar los pequeños peces y crustáceos de los que se alimentan. En los vídeos que os mostramos de este primer ejemplar podéis ver que hace varios intentos. En el último de ellos, que se ve en este recorte del segundo vídeo, consigue atrapar y comerse algo. Imposible saber el qué.







   Esta otra garceta de la foto de encima y el vídeo bajo estas líneas, aunque también usa su pico para intentar atrapar su comida, prefiere no mojarse sus llamativos pies. Es una garceta saltarina. Lo veis en el vídeo.


Garceta común Egretta garzetta.



   Los vuelvepiedras comunes Arenaria interpres están por todos lados. Van paseando arriba y abajo del pedrero, la arena e, incluso, el pavimento del paseo  urbano para comer todo lo que vean aprovechable. No se asustan de las personas que van caminando de un lado a otro. La única precaución que observan es alejarse momentáneamente cuando alguien pasa demasiado cerca del lugar donde están comiendo. Como hace este confiado ejemplar.



Otros se concentran en el pedrero en donde inspeccionan piedras y charcos.


Vuelvepiedras común Arenaria interpres.


   Los correlimos oscuros Calidris maritima son mucho más desconfiados. Nunca suben al paseo. Y en los pedreros, lugar donde buscan su comida, suelen estar siempre donde rompen las olas. El vídeo y la foto de esta entrada son de hace unos pocos días. Pero se puede comprobar lo que he escrito. La marea está subiendo a menos de medio metro de ellos, que se alimentan sin preocupación. NOTA: La voz que se oye en el vídeo es la mía. Disculpad. He preferido dejar el sonido original.




Correlimos oscuro Calidris maritima.


   Las diferentes especies de lavanderas rebuscan entre las algas de arribazón. Saben que allí encontrarán insectos y otros animales diminutos de los que se alimentan. Como esta lavandera blanca enlutada Motacilla alba yarrellii.

Lavandera blanca enlutada Motacilla alba yarrelli.



    Las gaviotas, mientras tanto, descansaban en la arena de la playa y las rocas del pedrero. Como este trío de gaviota cabecinegra Ichthyaetus melanocephalus y gaviotas reidoras Chroicocephalus ridibundus de la primera foto. Y el gavión atlántico Larus marinus y las gaviotas patiamarillas Larus michahellis de la segunda imagen. Si os fijáis, el gavión está cojo de la pata derecha. No la apoya.






   La zona que os mostramos es una playa situada en pleno corazón de la ciudad de Gijón. Todas estas aves la usan sin problemas mientras los seres humanos también la utilizamos para nuestro esparcimiento. Como hace este surfista. Que practicaba su afición mientras, a pocas decenas de metros, todas estas aves desarrollaban su vida diaria sin mayor problema. Que siga esa convivencia por mucho tiempo.



Observando el paso migratorio con la ayuda de la tecnología

   El paso de gaviotas desde sus cuarteles de invierno hacia sus colonias de cría, está en plena efervescencia. En concreto, las gaviotas cabecinegras Ichthyaetus melanocephalus, están moviéndose de lo lindo. Lo podemos deducir, sin temor a equivocarnos, por la cantidad de anillas de color diferentes que se están viendo cada día que vamos a observar a la zona de la desembocadura del río Piles, en la playa de San Lorenzo. Ayer se pudieron leer doce anillas de cabecinegra, una de gaviota reidora Chroicocephalus ridibundus y una de gaviota sombría Larus fuscus. Las gaviotas cabecinegras crían en España en la zona del Delta del Ebro, la Albufera de Valencia, varios humedales de Alicante y Murcia y en zonas húmedas de La Mancha. Pero en la costa cantábrica, donde en invierno es abundante, no cría. Lo podéis ver en este mapa, aunque no está completo. Falta la zona de invernada en Galicia y la costa cantábrica. En azul aparecen las zonas de invernada. En amarillo, los territorios de cría. En verde, en donde es residente todo el año.


   En este otro mapa, de la página web de http://ec.europa.eu, sí aparece la zona de invernada de Galicia y el Cantábrico.



   Las que vemos en Asturias son, o invernantes aquí o son aves que pasan el invierno en zonas más al oeste y al sur de la Península Ibérica. Las que aquí invernan empezaron a hacerlo en números abundantes a partir de mediados de los años 80 del pasado siglo. Antes era una especie escasa. Como sucede con casi todas las aves españolas, el número de cabecinegras invernantes en Asturias ha pegado un bajón. A principios de los años 90 (en concreto en el año 1993) se censaron en Asturias casi 600 gaviotas cabecinegras. En el año 2000, último año publicado del Anuario Ornitológico de Asturias, de donde están sacados los datos, su número superaba por poco los trescientos ejemplares. Volviendo a las aves que no invernan en Gijón, pero que paran en algunos puntos de la costa asturiana para descansar, sabemos datos concretos. Vienen de Galicia y Portugal, generalmente. Sabemos de sus movimientos gracias a la lectura de anillas de color. Las llamadas anillas de lectura a distancia. Algunas de las aquí vistas tienen en su historial observaciones en Galicia y Portugal. Es el caso de una de las que aparecen en esta entrada. Ha sido observada también en Galicia. Es la que lleva la anilla verde  RT70 . La primera vez que la vi era un ave del año. Ahora es un precioso adulto. Está anillada en Francia.

Gaviota cabecinegra Larus melanocephalus  RT70 


   A continuación os mostramos una serie de gaviotas cabecinegras que también proceden de colonias francesas. Lo sabemos por el código y el color de la anilla. Todas las verdes con código blanco que empiezan por la R, vienen de allí.



                         RTAL  

 R85N 

                                                            RJH8     
                     
 RN3L                                    
                                
                                    RT4A 

 RU9C 

 RX8R 

 RX41 

      Las dos siguientes gaviotas proceden de colonias alemanas.

 AKJZ 
   

   La que os mostramos a continuación no había sido vista aún en Asturias. O no hay constancia de ello, mejor dicho.

                                               AY·KP 

   
   Y esta gaviota cabecinegra, la última que vimos con anilla de color, viene de Bélgica.

E653
   

    No solamente invernan o están de paso las cabecinegras. También las gaviotas sombrías Larus fuscus. Como esta que viene de Francia y es una vieja conocida.

                                        R:E0C


  Todas estas lecturas han sido posibles gracias a la tecnología de la que disponemos hoy en día. Lo hemos reflejado en el título y ahora lo explicaremos. Las gaviotas que veis en las fotografías estaban, en algunos casos, a mucha distancia. Sobre unos doscientos cincuenta metros. Puede que más. Viendo el bando con los prismáticos, que tienen diez aumentos, no se distinguían anillas. Hubo que tirar del potente zoom del que hoy en día disponen algunas máquinas fotográficas que son llamadas "bridge" para poder verlas. El zoom óptico de la cámara que se usó para esta entrada en concreto equivale a un 800 mm. Es como un pequeño telescopio. Con la enorme ventaja de que pesa bastante menos y no se necesita un trípode para poder manejarla. Hace unos años no hubiera sido posible leer casi ninguna de las anillas vistas.


    También se siguen viendo las bonitas gaviotas canas Larus canus. Cerramos la entrada con unas imágenes del adulto y las varias de primer invierno que vimos este sábado pasado.

   Esta imagen de una cana adulta, posada en la piedra a la derecha, es un recorte de una foto. Veis debajo de ella una gaviota cabecinegra anillada. Pues la anilla que porta esa cabecinegra, se pudo leer sin problemas. El zoom de estas cámaras  "bridge" es brutal. Y nos ayuda enormemente en la lectura de anillas y la determinación de especies.

Gaviota cana Larus canus. Adulta.


   Gaviotas canas Larus canus de primer invierno.