domingo, 18 de noviembre de 2007

Jornadas de Observación de Aves en Gijón

La Coordinadora Ornitolóxica d´Asturies (COA) lleva a cabo unas jornadas de divulgación en el Parque de Isabel la Católica estos sábados.
Concretamente los sábados 17, 24 y 30 de noviembre y el 1 de diciembre desde las 10:30 hasta la 13:30

Por este motivo nos juntamos allí unas cuantas personas, tanto miembros de la COA (Ángeles, Jose Antonio, Santiago, Paloma y yo) como gente que se acercó a conocer las aves del parque (que ayer fueron unas 25).



Algunas de las aves que mejor se observaron durante la actividad fueron los porrones europeos y moñudos, los ánades reales o azulones, pato cuchara, fochas, gallinetas, garcetas, zampullines chicos (con un pollo de poco tiempo a estas alturas!!), garzas reales, cormoranes, martín pescador, gaviotas sombría, patiamarilla y reidora, así como un sinfín de aves domésticas propias del parque.
Ángeles me manda estas fantásticas fotos del porrón, el pato cuchara y la garceta:






También tuvimos la oportunidad de ver una gaviota sombría anillada, lo cual dio pie a explicar la importancia que tiene el anillamiento científico para comprender mejor la fenología de las aves.

En concreto fue la gaviota sombría GN68124, anillada en agosto de 2004 en Troon, Región de Strathclyde (Gran Bretaña).



Y otra de las cosas curiosas de la jornada fue el descubrimiento de esta gaviota reidora con vestigios de pies en la aritulación entre tibia y tarso.
De la articulación dcha. parten dos dedos vetigiales hacia delante y de la articulación izda. parte un dedo hacia delante que cuelga paralelo al tarso y tiene un inicio de 4º dedo trasero. (ver fotos)



Además, en las pajareras del parque hay un emú (Dromaius novaehollandiae). Los emú son los equivalentes de las avestruces en Oceanía.
Estas fotos también son de Ángeles.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Cuál será la historia de ese emú? Lo digo porque a mucha gente nos ha llamado la atención su presencia. Además, parecía desmejorado y hoy le he visto bastante recuperado, y moviéndose ya en un recinto más amplio, por detrás de las pajareras.
Un saludo.