lunes, 3 de agosto de 2009

Los polluelos crecen

Los distintos pollos de aves que anidan por Gijón van creciendo e independizándose. Por ejemplo, los dos de aguililla calzada. Los de los halcones peregrinos que anidan en las proximidades del puerto de El Musel ya hace semanas que se dejan ver (y, sobre todo, oir) cuando vuelan y se posan sobre las grúas del puerto. Los jóvenes de gaviota patiamarilla, cuyos padres anidan en el tejado situado frente a mi lugar de trabajo, ya han abandonado el sitio. Seis nuevas gaviotas en total. Algunos adultos están de nuevo posados en el tejado. ¿Volverán a incubar nuevas puestas? Habrá que estar atento. En el embalse de San Andrés de los Tacones, los ánades azulones, los zampullines comunes, las fochas comunes y los somormujos lavancos, entre otras especies, también sacan adelante a su descendencia. Polluelos volantones de varias especies de paseriformes se observan por sebes, campos y arbustos. Y algunos pocos, aunque demasiados, se ven atropellados por los caminos y carreteras secundarias.

No hay comentarios: