domingo, 21 de febrero de 2010

Gaviotas argénteas, somormujos lavancos y algunas anillas

Hoy por la tarde en El Tostaderu, coincidiendo con la marea menguante, se juntó un buen bando de gaviotas. Me las prometía muy felices cuando planté el telescopio en el descansillo de una de las escaleras del muro, frente a toda aquella "gaviotada". Pero solamente lo disfruté media hora larga. Justo hasta el momento en el que bajaron a la playa un padre con su hijo que, entre grandes carcajadas, se dedicaron a correr de un lado a otro espantando a todo el grupo. La gente no se da cuenta que las aves migratorias tienen unos lugares determinados de parada. Bien para reposar, bien para alimentarse, o bien para las dos cosas a un tiempo. La tranquilidad y seguridad de las aves en esas zonas es vital para el buen fin de sus migraciones. Es vital para que, dentro de muchos años, podamos seguir disfrutando de su visita. Con actuaciones como la que hoy presencié, o con la costumbre de pasear a los perros por la arena en zonas prohibidas (solamente se pueden bajar los perros a la arena entre las escaleras 2 y 8) no se ayuda en ninguna forma a las aves, pues se espantan, se asustan, echan a volar y no pueden descansar y alimentarse adecuadamente. Cuando la simpática pareja volvió al paseo del muro y la tranquilidad a la playa, únicamente regresaron dos docenas escasas de gaviotas, de las aproximadamente más de 400 que había allí cinco minutos antes. Durante la media hora larga que pude disfrutar de las aves presentes en la zona pude ver lo siguiente:

Garceta común Egretta garzetta: 2. Están preciosas, con su galas nupciales.

Ostrero euroasiático Haematopus ostralegus: 1 adulto. Primero oído y luego visto. ¿Habrá vuelto el ostrero "futbolero"?

Vuelvepiedras común Arenaria interpres: + 20.

Charrán patinegro Sterna sandvicensis: 2 inmaduros. Una foto de uno de ellos, junto a una gaviota cabecinegra.



Gaviota cabecinegra Larus melanocephalus: Unas 150. De ellas dos anilladas con color, anilla blanca y código negro: 3L56 y 8AY. Esta última anilla está rota y, en mi opinión, es un peligro potencial para la gaviota. La anilla le corre arriba y abajo por la pata. Se le puede quedar enganchada en el juego tibia-tarso y ocasionar un problema grave. Además, alguno de los bordes rotos de la anilla podría tener filo cortante, pudiendo herirla en el pie. También pude leer una anilla metálica, puesta boca abajo en la tibia derecha: 5.041.107, española. De entre las metálicas a medio leer vi una belga: E-????15. ???SELLES. (BRUSELLES).

Una foto sin nitidez, hecha a pulso, de la blanca 8AY. Estaba leyendo anillas de metal, por lo que preferí no poner el adaptador:



Gaviota reidora Larus ridibundus: Unas 50.

Gaviota sombría Larus fuscus: 54. De ellas varias anilladas con metal y dos con color: Un adulto con anilla negra y código amarillo R7RS. Es una gaviota británica, anillada en el estuario del río Ribble por el equipo de David Sowter. Es una vieja conocida. Más tarde me la encontré en el desguace de La Osa, en el puerto de El Musel. Y otro adulto con dos anillas: Amarilla E146 en la pata izquierda y amarilla E en la derecha. Código negro en ambos casos. Sin anilla de metal. Está anillada por Norman van Swelm en el área de Rotterdam, Holanda. También es una veterana de la bahía de Gijón. Una foto, asimismo a pulso, bastante mejor que la anterior:



Gaviota patiamarilla Larus michahellis: + 200. De ellas una que parecía un tercer invierno, con anilla negra y código blanco AK6K. Y un adulto con el mismo esquema de color y código AK6W. Son asturianas.


Gaviota argéntea Larus argentatus: 2 de primer invierno y 3 de segundo-tercer invierno. Yoli y Laure vieron un tercer invierno en el parque de Isabel la Católica, al que le hicieron unas cuantas fotos:







Miguel Puente Prendes estuvo pajareando por el embalse de San Andrés de los Tacones. Había bastante movimiento de gaviotas. Las demás aves vistas fueron las habituales que hay por allí en este invierno: Ánades azulones Anas platyrhynchos, ánades frisos Anas strepera, cucharas europeos Anas clypeata, cercetas comunes Anas crecca, porrones europeos Aythya ferina y porrones moñudos Aythya fuligula, avefrías europeas Vanellus vanellus, garzas reales Ardea cinerea, zampullines comunes Tachybaptus ruficollis y zampullines cuellinegros Podiceps nigricollis, cormoranes grandes Phalacrocorax carbo, fochas comunes Fulica atra, la pareja de camachuelos comunes Pyrrhula pyrrhula, posados en el mismo árbol de la otra vez... Y una pareja de somormujos lavancos Podiceps cristatus. Dos fotos de un somormujo lavanco, con su cresta despeinada por efecto del viento. Tiene un divertido aire algo "punkie":






En El Musel vi la gaviota sombría británica con anilla negra R7RS, ya leída horas antes en El Tostaderu. También siete gaviones atlánticos Larus marinus de varias edades. No había muchas gaviotas ya que, al ser domingo y no haber actividad pesquera, las gaviotas no paran en el muelle de Rendiello. En el tejado de la rula, como de costumbre en estos últimos días, descansaba la gaviota patiamarilla con anilla negra AK6B. No vi ni una sola gaviota argéntea. Cosa curiosa, dada la cantidad de ellas vistas en El Tostaderu. En el desguace de La Osa, posada en la escollera, descansaba la garza real invernante en el puerto.


Gracias a Yoli, Laure y Miguel por su ayuda en la confección de esta entrada.