miércoles, 3 de marzo de 2010

Fallos en la lectura de anillas. Observaciones.

Fallos que fueron detectados por Peter Rock, el coordinador de las dos gaviotas sombrías Larus fuscus que leí ayer. Los códigos correctos son (o deberían ser), según Peter, los siguientes: H:L e YD. En la contestación que le envié por correo electrónico le dije que volvería hoy a El Musel, a intentar relocalizar sus gaviotas. Y, en caso de coseguirlo, volver a leer las anillas y sacarles unas fotos de digiscoping. Tuve suerte, aunque a medias: Relocalicé a la anilla negra y código amarillo VD. Ni HD, como creí leer ayer, ni YD, como Peter sugirió. Aunque la anilla fue leída ayer en condiciones malísimas de luz, mi vista ya no es lo que era. Una foto de digiscoping. En contra a lo acostumbrado en mi, es bastante potable:



El "gavioto" en cuestión (pues es un macho) fue anillado como pollo en Bristol el 26-06-2004. Tiene, por tanto, dieciséis años. El color marrón ocráceo de las rectrices no debería ser otra cosa, sino polvo de mineral de hierro. Los que conocen El Musel saben que es un puerto con tráficos denominados "sucios". Principalmente minerales de hierro y carbón.

En lo que respecta a la otra anilla, la verde lima H:L, se quedará "en barbecho" hasta que tenga la fortuna de volverla a ver y leerla correctamente.

Además de la sombría de Peter Rock, otras anillas leídas, o vistas, fueron:


Gaviotas patiamarillas:

Negra y código blanco AK4B, AK6B y AC3U. Son asturianas, coordinadas por Isolino Pérez Tuya.

Verde y código blanco PDFD. Del delta del Ebro.

Una mala foto de digiscoping con la gaviota patiamarilla AK6B:





Gaviotas sombrías:

Negra y código amarilla VD. Ya citada.

Azul clara y código negro, sin lectura. Viene de Noruega o de Islandia.

Negra y código blanco AK4W. Asturiana.

Otras observaciones de interés fueron:

Gaviota argéntea Larus argentatus: Cuatro. Un adulto, un 2º-3º invierno y dos de primer invierno.

Gavión atlántico Larus marinus: 29. Este paso prenupcial es especialmente pródigo en gaviones.

Para finalizar la entrada, unas fotos (de las buenas) de gaviotas. Hechas por Yoli y Laure. Gaviota reidora Larus ridibundus de primer invierno, gaviota sombría con un plumaje casi juvenil y gaviota cabecinegra Larus melanocephalus mudando ya a segundo verano:








Agradecer a Yoli y Laure las fotos. Y a Peter, su tenacidad para que el que suscribe se molestara en intentar relocalizar la gaviota sombría anillada, volver a leerla y hacerle unas fotos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todos,
Nacho, hablando de las anillas de P. Rock...quería dar mi opinión y me gustaría saber la vuestra.
Pienso que las letras son demasiado grandes, de forma que hay que pillarlas "muy de frente" para ver la letra en su totalidad. No sé si me explico...
Este verano primero a Antonio Gutierrez y al día siguiente a Xan Silvar y a mi, se nos escapó una de este año, gris cód. rojo, no pudimos saber, ni con la foto de Antonio, si era V ó Y.
Y creo, y de esto no estoy tan seguro, que las letras quizá tengan demasiado grosor.
Un saludo
Paco

Nacho Vega dijo...

Hola Paco:

Lo primero: Gracias por leernos y por el comentario.

Lo segundo: Quizás tengas razón. Pero, aún así y todo, son de las que mejor se leen. Por aportar alguna idea:

Puede que sea mejor que las letras sean de menor tamaño para que el código se pueda repetir más veces en la anilla. Por ejemplo, que fueran de un tamaño suficientemente grande-pequeño para que se pudiera grabar tres veces alrededor de la anilla. De esta forma pueda que fuera más fácil "pillar" completas las letras.

Pero el mayor problema que tenemos aquí, en El Musel, son los tráficos que tiene el puerto. El polvo de carbón y hierro deja emporcadas las anillas. Si a eso le añadimos el deterioro que el tiempo hace en el material del que están hechas... No me extraña que Antonio dijera en una entrada de su blog, ya hace algún tiempo, que la lectura de una anilla le había costado más de una dioptría.

Nacho.

Ángeles dijo...

Hola Paco,y los demás

Estoy en total acuerdo con Nacho. De hecho, esas anillas de Peter son las que más me gustan, las que mejor leo. Qué pena no haya más proyectos como ese! Cuántas veces pierdes un hermoso tiempo para descifrar una puñetera letra/nº, y si no lo consigues ya se fastidió todo.

Un saludo, Ángeles P.

Nacho Vega dijo...

Hola Ángeles:

Tampoco se fastidia por completo por no leer todo el código. Al menos, sabemos el proyecto. Y, muchas veces, podemos llegar al año. Que no es poco.

Volviendo al tema de las anillas de Peter Rock. Aunque se leen bastante bien (mucho mejor que, por ejemplo, las de Roland-Jan Buijs) todo es mejorable. Y la idea de hacer más pequeño el código para que entre tres veces en la anilla, en vez de dos, creo que sería algo bueno.

Gracias por el comentario.

Nacho.

Anónimo dijo...

Sigo con el tema porque me gusta mucho y creo que pueden ser útiles las opiniones, muy muy personales.
Para mi las peores de leer (sacando las de Roland por estar en tibia), son las de Baleares, naranjas con código negro. A poco que no esté el sol a favor a mi me cuestan una barbaridad, aunque quizá sea mi vista.
También hay proyectos que se gastan mucho, como los de Nils, o que amarillea o negrea el código blanco como los de Marsh (lee la entrada del Lunes) o Kees.
También están los 8s y Bs de David Sowter, que muchas veces he leído por la posición.
En fin, esto de las anillas engancha...
Ángeles, antes me enfadaba, y mucho, cuando me quedaba por leer algún dígito, sobre todo por motivos de perros o paseantes, pero últimamente me enfado menos. Si las leo bien sinó también...disfruto de la playa.
Un saludo a todos, especialmente a los anilladores.
Paco

Ángeles dijo...

Hola de nuevo,

Paco, estoy de acuerdo con lo que dices. Esas dificultades con los "8" y las "B", ... yo tengo dificultades con algunos colores (no en la vida real, sólo en las anillas) como los Naranjas, Amarillos,algunos Azules; y luego hay convinación de colores que se me dan fatal:las Rojas con cód. blanco especialmente.
Prefiero que el cód. sea oscuro, pero, en cambio, si contrasta bien (como las Pati asturiana que es Negra con cód. blanco)la leo sin dificultad.
Y me cabrean las que llevan un "puntito bajo" en la lectura (ej. Eric Stienen).

Un saludo.

Nacho Vega dijo...

Hola a todos de nuevo:

Las anillas naranjas y código negro, tanto de Baleares como del País Vasco, son muy fastidiadas de leer. Ahí sí que vería bien que el código fuera más estrecho. Tan ancho como es, con cuatro dígitos, te vuelves loco. Estaban muy bien, con esa combinación, las anillas que ponía el "simpático" de Norman, mira tú. Tened en cuenta que los bichos no siempre tienen el detalle de estar cerca de uno, con la parte de la anilla donde está el código puesta frente a nosotros, de forma que sea perfectamente legible.

Luego está el tema de las confusiones con letras y/o números parecidos: 8-B, C-D, C-G, Y-V... No sé como se podría solucionar, la verdad. Supongo que limitar totalmente la coincidencia de 8 y B, de C y G, de Y y V... Mermaría muchísimo las posibilidades de combinación. No lo sé, la verdad.

Por supuesto (y casi pare cerrar el comentario) que otro problema es el desgaste de las anillas. Algunas de ellas (en las cabecinegras es muy patente) están en tal estado (rotas, descascarilladas, "borradas") que leer el código es más un ejercicio de fé (o de adivinación) que otra cosa. Y cuando cambian de color... Cuando cambian de color, amigos, es "el acabóse". Una anilla holandesa de color naranja y código negro se había convertido, cuando yo la leí, en gris plomo y código negro. Si no es por "San" Peter Rock (de aquella aún no conocía a Javi Marchamalo), todavía estoy intentando saber quien diablos había anillado aquel maldito bicho. Al que, además, vi tres días seguidos. Parecía que se cachondeaba de mi: Mírame bien. No vas a saber de donde vengo, ni a donde voy, como decía la canción. Como Peter dijo, en un inglés bastante malsonante; pero muy definitorio: "A Dutch shit". (Se refería a la anilla).

Para cerrar el comentario (ahora ya sí): El tema de los puntos, dos puntos... Toda esta cantidad de símbolos. Que si el punto está entre la primera y la segunda, que si enmedio, que si arriba... Hay tantísimos programas de marcajes especiales; pero tantísimos, que es imposible no repetirse. Solución: Ponemos puntos, dos puntos, anillas en tibia, códigos boca arriba, boca abajo, dos anillas, varias anillas... ¡Ojo! Que estoy encantado de que haya montones de programas, montones de aves anilladas y montones (cada vez más) de locos enganchados a la lectura de anillas. Pero hay veces que me entran unas ganas locas de decirles cuatro cosas a los que idearon y diseñaron los códigos.

Saludos.

Nacho.