Birdwatching in Gijón (N Spain)

miércoles, 27 de julio de 2022

El ave que no hace honor a su nombre. Otras observaciones.

   En estos días de verano hemos podido hacer algunas observaciones de especies que no son fáciles de ver por el concejo de Gijón y que anidan (o lo hicieron en el pasado) dentro de los límites del mismo. Pero siempre en cantidades muy escasas. Nos referimos a la avefría europea Vanellus vanellus y al abejero europeo Pernis aviporus. Os presentamos a los protagonistas.

Abejero europeo Pernis aviporus. 17/07/22.



Avefría europea Vanellus vanellus. 17/07/22.


   El abejero europeo es una rapaz muy forestal. Siempre ligada a masas de árboles, preferentemente bosques naturales. Aunque también se ha localizado anidando en plantaciones de pino, eucalipto o castaño que contenían árboles caducifolios de gran porte. En Asturias se estima que hay entre 100 y 200 parejas nidificantes. No es una especie que esté suficientemente bien estudiada en nuestra región. Debido, probablemente, a sus retraídas costumbres y la dificultad de su observación. Verlo como tuvimos la suerte de hacer estos días pasados es algo muy poco habitual. De hecho es la única ocasión en que pudimos hacerlo así, casi a placer, en todos nuestros años de observación. El abejero europeo es una especie con cierto grado de fidelidad a los territorios de cría. Y en la zona en la que lo vimos hace unos días, no es raro, aunque tampoco es frecuente, localizar algún ejemplar en época de reproducción. Hace algo más de un mes Francisco Baena vio otro abejero europeo distinto al que muestra la foto. El que Fran vio era un ave muy oscura. La población nidificante asturiana permanece en la zona hasta finales de agosto o principios de septiembre, una vez que los pollos se independizan. Por lo que es probable que el ejemplar de esta entrada sea un ave reproductora. Por tanto, que se reproduzca en el concejo o muy cerca de él. Los datos anteriores están sacados del Atlas de las aves nidificantes de Asturies 1990 - 2010. Editado por la Coordinadora Ornitolóxica d'Asturies y el INDUROT:

http://www.coa.org.es/index.php/atlas


   Un vídeo sacado el mismo día de la foto:

Abejero europeo Pernis aviporus. 17/07/22.


   El abejero europeo debe su nombre común a su alimentación. Aunque, curiosamente, las abejas no se encuentran, ni mucho menos, entre sus presas principales. De ahí, la razón del título de esta entrada. Se alimenta sobre todo de nidos, larvas, pupas e imagos (adultos) de himenópteros de los géneros Vespa, Vespula, Polistes y, en ocasiones, Bombus. Es decir: Avispas de diversos géneros, avispones y abejorros. Pero no abejas. Su dieta no se limita a estos himenópteros, sino que es muy variada. Insectos varios y distintos a los himenópteros, anfibios, reptiles, pequeños mamíferos, huevos y pollos de aves. También y de forma ocasional, lombrices de tierra, arañas y frutos varios. Fuente: Enciclopedia virtual de los vertebrados españoles. Museo Nacional de Ciencias Naturales CSIC.

http://www.vertebradosibericos.org/aves/trofico/perapitr.html#:~:text=Tambi%C3%A9n%20incluye%20anfibios%2C%20reptiles%2C%20peque%C3%B1os,San%20Antonio%20(Hyla%20arborea).


   Los que nos estáis leyendo os preguntaréis si los picaduras de los himenópteros no les molestan a los abejeros europeos. Si los aguijones no penetran en su piel. Hemos de deciros que el plumaje del abejero europeo es muy denso y sus plumas son fuertes. Tienen muy pocas zonas de su cuerpo expuestas a posibles picotazos. Ello hace que resistan las picaduras de sus presas con más facilidad que otros animales.

   Leyendo lo anterior, que este ave depreda sobre los avispones, avispas y abejorros, hay quienes nos han preguntado si los abejeros europeos podrían ser un eficaz controlador de la plaga de avispa asiática Vespa velutina que está asolando Asturias. Lamentablemente, creemos que la respuesta es no. No puede ser un controlador eficaz de esta especie invasora, en nuestra opinión. Entre otras cosas, porque los abejeros europeos llegan a Asturias a mediados de abril y se marchan en septiembre. El resto del año lo pasan en África. Es cierto que el calentamiento global, el cambio climático, ha hecho que no pocos abejeros europeos ya no den el salto al continente africano y se queden todo el año en la Península Ibérica. Pero aún así siguen siendo pocos efectivos como para pensar que pudieran ser controladores eficaces de tan tremenda plaga. Además, como os contamos anteriormente, el abejero europeo es una especie de costumbres predominantemente forestales. Todos los nidos de avispa asiática que se encuentren en entornos humanizados, que son la práctica totalidad de los que conocemos, quedarán fuera del radio de acción de esta especie. Por último, recordaros que los abejeros europeos no siguen una dieta exclusivamente compuesta por avispas asiáticas. Comen himenópteros. Sí. Entre ellos y preferentemente, avispas. Pero no solamente avispas y no exclusivamente avispas asiáticas Vespa velutina. Todos estos factores hacen que la incidencia posible de la especie sobre la avispa asiática sea muy poco significativa, en nuestra opinión. Todo suma, es evidente. Pero no podemos, no debemos esperar que la solución al problema sea el abejero europeo. Y sí pasará por, entre otras acciones, una colocación de trampas verdaderamente eficaces contra esta plaga. Y por una gestión adecuada de esas trampas. Hay que tener en cuenta que por muy específicas que sean las trampas contra la avispa asiática Vespa velutina, siempre van a caer y morir en ellas otras especies de insectos. Debemos colocar las trampas en la época en la que puedan caer en ellas las reinas de avispa asiática. Que son las que luego formarán la colonia. Las épocas son dos:

  1. De febrero a mayo, que es cuando pueden caer en ellas las reinas que luego formarán la colonia.
  2. De setiembre a diciembre, que es la época en la que nacerán las nuevas reinas y hasta la hibernación.

   Además de colocar las trampas en las épocas adecuadas, debemos revisar su estado con la debida frecuencia. Tenemos que asegurarnos de que son lo eficaces que deberían ser. Si son nada más que una trampa mortal para otras especies de insectos, será peor el remedio que la enfermedad. Y una vez haya finalizado la época para colocarlas, debemos retirar esas trampas. Una vez más y en el caso de dejarlas en el campo, será mayor el perjuicio que podemos causar a otras especies que el beneficio obtenido para controlar la plaga de avispa asiática. Para una información precisa, aquí tenéis unos enlaces a StopVelutina:

   Página web:

https://stopvelutina.es/

   Muro de Facebook:

https://www.facebook.com/StopVespavelutina/


   En cuanto a la otra especie de esta entrada, la avefría europea Vanellus vanellus, es un ave que aparece en nuestra región principalmente en invierno. Tradicionalmente y en el imaginario popular, es un ave que anuncia el frío. El invierno. Por lo que, aunque se la puede ver también en otras épocas del año, no dejan de ser observaciones poco frecuentes. Además, el llamado cambio climático ha hecho que los grandes bandos de avefrías europeas que se veían en invierno ya sean cosa del pasado. En la zona en la que vimos los cinco ejemplares que salen en el vídeo de esta entrada, se podían contar más de mil cuatrocientas aves hace unos quince años. Hablamos de diciembre del 2007. Aunque se la asocia al frío invernal, la avefría europea también anida en Asturias. Y en Gijón. Aunque lo hace de forma casi testimonial. Anecdótica. Con muy pocos casos de cría confirmada o sospechada en nuestra región. En concreto y en Gijón, solamente se conoce un caso de cría exitosa en el mismo lugar en el que están sacadas las fotos y el vídeo que ilustran esta entrada. En el embalse de San Andrés de los Tacones y en el año 1997. La escasez de nidificantes en nuestra región probablemente sea debida a la falta de hábitat adecuado para la cría. Reducida extensión de las parcelas adecuadas y excesiva presión humana. Los datos, como en el caso de la especie anterior, están sacados del Atlas de las aves nidificantes de Asturies 1990 - 2010. El mismo día en el que localizamos al abejero europeo vimos un bando de cinco avefrías europeas. En este vídeo podéis verlas:

Avefría europea Vanellus vanellus. 17/07/22.

   Por hoy nada más. Queríamos compartir con vosotros unas pinceladas de dos especies que no son fáciles de ver en Asturias en estos últimos años. Hasta una próxima ocasión. Gracias por visitarnos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena entrada. Conozco gente que respecto a las velutinas han decidido quitar las trampas que colocaron porque caían mogollón de insectos que nada tenían que ver.

Nacho Vega dijo...

Gracias por la visita y el comentario. Lo de las trampas de las velutinas es complicado. Dicen que el último modelo de trampa es muy selectivo. No soy quien para dudar de esa afirmación. Pero si ponemos la trampa y la dejamos ahí "sine die", sí sé que va a ser más perjudicial que beneficiosa. Eso es indiscutible. Buen miércoles, amigo.

Juan Carlos Prieto Glez. dijo...

Un artículo muy documentado. Una pena que el abejero no pueda ser más eficaz en la eliminación de avispas velutinas.

Nacho Vega dijo...

Gracias, Juan Carlos.

La verdad es que el abejero hace su labor. Pero no podemos esperar que una rapaz sea la solución. Las aves rapaces, por ser aves rapaces y estar en la cúspide de la pirámide alimentaria, son ya escasas de por sí. Si a ello unimos que, a pesar del llamado cambio climático, todavía son mayoría los abejeros que van hacia el sur a pasar el invierno. Y que no solamente se alimentan de avispas asiáticas, no podemos esperar que sea la solución. Pero bueno. El refrán dice que "un grano, no hace granero. Pero ayuda al compañero." Menos da una piedra.

Rafael dijo...

Es cierto lo que dicen que los modelos nuevos de trampas son selectivos, lo que hay que tener en cuenta es no dejarla ahí olvidada.

Saludos
Rafael

Nacho Vega dijo...

Así es, Rafael. Por desgracia y según mi limitada experiencia con las trampas que veo, eso es, precisamente, lo que no suele hacerse. Revisarlas y, si es necesario por su poca o nula eficacia, retirarlas de donde están. Gracias por tu visita y comentario.