martes, 15 de septiembre de 2009

Atrevido vuelvepiedras

Ayer lunes en el muelle de Rendiello del puerto de El Musel un atrevido Vuelvepiedras común Arenaria interpres aprovechó "el chollo" que para él supuso un ocioso pescador de caña. Aburrido el pescador de mirar durante toda la tarde para sus cañas, sin sacar nada para llevar a casa, se dedicó a echarle al vuelvepiedras unas "xorras" Nereis diversicolor y unos "xorrones" Arenicola marina que le sobraban del cebo que traía. El vuelvepiedras, que por la experiencia que tengo me parece un ave de natural confiada, se acercaba hasta los mismos pies del pescador para conseguir el botín. Eso sí: Una vez atrapado el gusano se retiraba rápidamente, bien corriendo, bien con un corto vuelo, hacia un lugar tranquilo para poder dar allí cuenta de sus presas. Resultaba curioso ver como intentaba trocear los xorrones con su pico. Lo más que conseguía era machacarlos para que, así, le resultara más fácil tragarlos. También me resultó interesante ver la cantidad de comida que le cupo en el cuerpo. Entre unos y otros, se zampó una docena de gusanos. Las jóvenes gaviotas patiamarillas Larus michahellis se peleaban entre ellas por una boga Boops boops que, habiendo sido pescada con anterioridad, flotaba muerta sobre la superficie de la mar.

Por las grúas de La Osa, dos halcones peregrinos Falco peregrinus se perseguían en un rápido y muy ruidoso vuelo. Bastante más altos pasaron, rumbo al oeste, siete zarapitos trinadores Numenius phaeopus. Su vibrante silbido se oyó hasta que se perdieron de vista, ya sobre la Campa Torres.

No hay comentarios: