jueves, 18 de febrero de 2010

Malas noticias y algunas observaciones

Las malas noticias las trae el diario gijonés "El Comercio". Nuestro querido gobierno regional va a permitir la caza en los alrededores de las ciudades de Gijón y Oviedo. El subtítulo de la noticia dice, textualmente: "La actividad cinegética quedará permitida, con restricciones, en 3.800 hectáreas del área central que antes estaban protegidas". Las razones que se alegan para permitir tal (en mi opinión) barbaridad son, entre otras, que los animales salvajes cada vez están más cerca de las casas, de las personas. Sobre todo, según la noticia, los jabalíes Sus scrofa cada vez son más frecuentes en las afueras de las ciudades. Algunas cifras relativas a esta (en mi opinión, vuelvo a repetir) desatinada medida:


3.950 accidentes de tráfico desde 2003, en los que se han producido 117 heridos. Personas, claro.

800 Ha. en las que se permitirá la caza en el concejo de Gijón. De estas ochocientas hectáreas, 500 estarán gestionadas por el coto de caza de Siero y 300 hectáreas lo serán por el de Carreño.

3.000 Ha. en los alrededores de Oviedo, repartidas entre los concejos de: Llanera, Siero, Grado y Morcín.

En la parte sur del Monte Naranco "sólo se permitirá perrear". Es decir, ir con el perro atado para adiestrarle en la búsqueda de animales salvajes; aunque sin armas. Adiós a una de las mejores zonas de pajareo en las cercanías de Oviedo.

El Jefe de Servicio de Vida Silvestre de la Consejería de Medio Ambiente y Medio Rural del Principado de Asturias, o sea, de nuestro querido Ejecutivo Regional, Juan Carlos del Campo, explica al periódico que «El problema es que los animales han entrado y ahora, lo que eran zonas de seguridad, son zonas de inseguridad». No se dice nada, sin embargo, del desmesurado crecimiento urbanístico ocurrido durante estos últimos años (el llamado "boom del ladrillo"), del aumento de infraestructuras viarias, llámense autovías, carreteras, caminos rurales o pistas. No se dice que, en realidad, lo que se ha hecho desde que el hombre vive en sociedad, es invadir el espacio natural de esos animales salvajes. En algún lugar hay que vivir. Cierto. Pero también es cierto que, aunque hay que cosumir energía, el principal problema, además de conseguir producir energía "limpia" a un coste asumible, es reducir el derroche de consumismo de esta sociedad actual. Lo mismo con el desmesurado e irracional crecimiento urbanístico. En la noticia tampoco se habla nada de la inseguridad que, a partir de ahora, tendrán (tendremos) los que nos dedicamos a pasear, en la medida de nuestras posibilidades físicas, tranquilamente por el campo. A partir de ahora parece que estaremos más seguros, pues no nos encontraremos peligrosas alimañas, tales como jabalíes, corzos, venados, zorros, palomas torcaces, avefrías europeas, arrendajos zorzales alirrojos, gaviotas de varias especies y demás fauna salvaje, que provoca todos los años multitud de accidentes entre los paseantes. Nos encontraremos, a cambio, unas cuantas cuadrillas de cazadores que, disparando a todo lo que se mueve, sembrarán los alrededores de las ciudades de pequeñas bolitas de plomo. Suponiendo que no las "siembren" por accidente en los glúteos (con perdón) de alguno de los paseantes citados. ¡Viva la seguridad!

Sobre la posibilidad de que el problema pueda controlarse con la actuación de la Guardería, en vez de por los cazadores, tampoco dicen nada. Recordando lo que hicieron muchos cazadores durante la primera fuerte ola de frío polar que hubo en Asturias, la seguridad que ofrecen sus actuaciones es más bien inseguridad.

El enlace a la noticia:


En el fondo el problema no es más que una cuestión de dinero. El negocio de la caza en España (pues un negocio es, y no un deporte) genera, según datos aportados por Andrés Gutiérrez Lara, presidente de la Real Federación Española de Caza (R.F.E.C.), que agrupa al 70% de los cazadores españoles, "unos 5.000 millones de euros al año, y por lo menos 15.000 puestos de trabajo en el campo". En sus declaraciones Gutiérrez Lara afirma: "Somos un emporio de la caza, y el segundo país exportador de turistas cinegéticos, después de América". Nada se dice de la cantidad de perdigones de plomo que se dejan todos los años tirados en los campos, ríos, lagos o embalses. Nada tampoco de la cantidad de animales que mueren cada año. Asimismo, no se habla de la cantidad de ejemplares de especies protegidas que, anualmente, mueren, o quedan irremediablemente lisiadas, debido a "errores" de los cazadores. Nada se dice de los venenos, cepos, trampas que se ponen en muchos de los casi 32.000 cotos de caza repartidos por toda España. Sin embargo, Israel Hernández, director de Jara y Sedal, una de las revistas más importantes del sector, dice para justificar lo injustificable: "Si pudiera devolver la vida a los animales que cazo, lo haría; a mí lo que me gusta es la caza, el contacto con la naturaleza". Lo único que se me ocurre comentar es que su "Naturaleza" no es la mía. Los anteriores datos y comentarios entrecomillados están sacados de una noticia aparecida en la web de "El País.com". Además de los citados, se leen opiniones de otras personas relacionadas, tanto con la caza, como con el movimiento conservacionista.

El enlace es el siguiente:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Cazadores/millon/subiendo/elpepisoc/20090301elpepisoc_1/Tes?print=1


Os añado también algunos enlaces que muestran fotografías con perchas, el lugar donde los cazadores cuelgan sus presas. Las perchas que se ven tienen principalmente túrdidos. Varias especies de túrdidos están amparadas por algún grado de protección. Protección que se va al garete en la mayoría de los casos. Y túrdidos que han sufrido una brutal disminución demográfica en los últimos 20 años. Para que veais como "contactan" los cazadores con la Madre Naturaleza:

http://www.guardiannature.es/img/zorzales.jpg

http://www.cotoslesgarrigues.com/fotos/IMG00015.jpg

http://img690.imageshack.us/i/imagen032a.jpg/

Esta matanza está hecha por el método llamado "parany":

http://www.internatura.org/estudios/informes/parany2005/parany_2005_archivos/image033.jpg


Son imágenes que están colgadas en Internet, son públicas. Y dan idea de la comunicación, el contacto, entre los cazadores y los animales. Contacto letal. Pero, como decía ya hace muchísimos años D. Francisco Quevedo y Villegas: "Poderoso caballero es Don Dinero". Mientras aquí no seamos capaces de aglutinar a un millón de socios que paguen sus cuotas y aporten dinero para poder comprar terrenos donde la caza esté prohibida, seguiremos igual. Hasta entonces habrá que mirar a los británicos de la R.S.P.B. y seguir soñando. Y oyendo disparos. Me dirán los cazadores que todos tenemos derecho a poder ejercer nuestras aficiones. Y yo lo digo también: Tenemos derecho todos.


Y en el capítulo de "algunas observaciones" voy a incluir datos incluídos en el historial que nos manda Roland-Jan Buijs con la recuperación de la gaviota sombría Larus fuscus con anilla blanca R˙6. Está anillada como un macho de cuarto año-calendario el 07-05-2009 en Moerdijk (Shell Chemie-West), Noord-Brabant, Holanda. Desde entonces es la primera observación, como en el caso de la anillada con azul SY. Agradecer a Roland-Jan el envío de los datos.


Y esta tarde, en la zona del desguace de La Osa, en el puerto de El Musel, más gaviotas anilladas. Esta primera es la gaviota sombría anillada en Holanda con un transmisor en la espalda y anilla verde M.AFU. Lleva gran parte del invierno en Gijón:



Esta otra foto es de una sombría anillada en Gran Bretaña con anilla negra y código amarillo JY. Tiene toda la pinta de ser una gaviota anillada hace bastante tiempo por Peter Rock, coordinador de gaviotas grandes en la web de CR-Birding. El programa en cuestión ya no aparece en la web.



También vi otra gaviota de Roland-Jan Buijs, el de las sombrías con anilla en la tibia izquierda. La lectura, como suele suceder con sus anillas, no es segura. Las plumas tapaban parte del código. Creo, no obstante, que era código blanco C.H grabado en una anilla de color azul oscuro.

Y en el tejado de la rula, en Rendiello, la gaviota patiamarilla Larus michahellis que estoy viendo estos días casi a diario. Creo que es un tercer invierno. Lleva anilla negra y código blanco AK6B. Foto dedicada a Isolino Pérez Tuya, coordinador del programa y persona que me manda las recuperaciones, además de amigo. La foto no es gran cosa; pero al menos se lee la anilla:



Además de las aves anilladas, otras observaciones reseñables fueron: Tres gaviotas argénteas Larus argentatus, nueve gaviones atlánticos Larus marinus y una garza real Ardea cinerea oída ya de noche e intuída, más que vista, a la luz de las torres de iluminación. Lleva todo el invierno en El Musel, pues tiene en el puerto su dormitorio invernal.

4 comentarios:

Antonio Gutierrez Pita dijo...

Hola Nacho:
Esa anilla de Peter Rock, es AZUL JY (AZUL 2), Anillada el 27-06-1998. Que buen seguimiento; me decía Peter que pronto estará en casa y se nota que va subiendo..... Estaba el 14-02-2010 en san Cibrao, LUGO.

Una foto del blog:
http://1.bp.blogspot.com/_w_GPxZZ49CU/S3gogDC-5yI/AAAAAAAAKgU/_s90llNB94I/s1600-h/IMG_2917.jpg

Un Saludo.

Nacho Vega dijo...

Hola Antonio:

Gracias por el dato y la corrección. Gracias, no: Muchísimas gracias. Si vas al taller del cormorán moñudo, es muy posible que nos veamos. Estoy apuntado y, salvo causa de fuerza mayor, mi intención es asistir.

Un abrazo.

Nacho.

tossan dijo...

Sou contra a liberação a caça em qualquer parte do mundo. Só o homem para estragar o meio ambiente. Belo trabalho! Abraço

Nacho Vega dijo...

Olá Tossa:

Muito obrigado por ler o blog "Aves en Gijón". Eu escrevo em Português através do tradutor do Google. Desculpa os erros.

Uma saudação cordial.

Nacho.