miércoles, 17 de marzo de 2010

Historial. Cigüeña blanca. Operación Buscarla pintoja.

Patricia González nos envía el historial de la Gaviota patiamarilla Larus michahellis michahellis vista el 9 de marzo en la playa de San Lorenzo. Está anillada como pollo en la Illa Grossa, Islas Columbretes, el 06-06-2009. Es un ave, por tanto, de primer invierno. Antes de verse en Gijón, estuvo en Cariño, A Coruña y en la ría de Avilés, Asturias.


Pablo Fernández Pérez me comunica que vio una Cigüeña blanca Ciconia ciconia hoy por la mañana en la Campa Torres. ¿Será la misma que estuvo en el embalse de San Andrés de los Tacones? No es descabellado pensarlo. Primero, por la escasez de la especie en Asturias. Y segundo, porque desde el embalse hasta la Campa Torres, en línea recta, hay muy poca distancia. Mucha menos, aún, para una gran planeadora. Además de la cigüeña vio Collalbas grises Oenanthe oenanthe, con unos 50 ejemplares. Esto en cuanto a llegadas. En cuanto a los que nos dejan, Pablo notó paso abundante de bandos de Alondras comunes Alauda arvensis y Pinzones vulgares Fringilla coelebs. Ambas especies crían en Asturias (la alondra en escaso número). Pero los bandos observados por Pablo eran migrantes.


Yo, por mi parte, me embarqué esta tarde en un recorrido de este a oeste por parte de la costa del concejo. Lo que he titulado, con cierto humor, "Operación Buscarla pintoja". Intentaba oir el canto de las Buscarlas pintojas Locustella naevia. Verlas ya es otra cosa. Casi siempre están escondidas en los matorrales, aún cuando cantan. Como ya sabréis, están llegando ahora a la costa, completando una de las etapas de su viaje migratorio. Para algunas, no obstante, será el final del trayecto. Se quedarán aquí a criar. Pero la mayoría se irán. Empecé la "Operación" en el Parque de La Providencia, en el cabo San Lorenzo. Haciendo parte del recorrido a pie, parte en coche, acabé (después de tres horas) en la Campa de Torres. Allí tuve la suerte de encontrarme con Yoli, Laure y Víctor. Lo que no encontré en todo el camino fueron buscarlas pintojas. Es probable que no hayan llegado aún. O al menos, que no lo hayan hecho en gran número. Además el día tampoco acompañaba. Soplaba un viento del nordeste bastante fuerte y molesto. Los días que hace este viento, no sé porqué, los pajarinos se refugian en los matorrales y arbustos. Y no cantan. O casi no lo hacen. Habrá que volver en días sucesivos.

En la Campa Torres, los tres amigos estaban fotografiando a las Collalbas grises Oenanthe oenanthe que Pablo Fernández Pérez localizó por la mañana. Esta que veis se dejó fotografiar, casi a placer, justo hasta que llegó Víctor, que no tuvo tiempo ni a echarse la cámara a la cara:



Además de las collalbas, vimos un buen bando de unos 40 - 50 Pardillos comunes Carduelis cannabina. Al marcharnos, comentaba con Yoli y Laure la esperanza de que este año pueda volver a verse el ejemplar despigmentado que otros años estuvo por la zona. También se dejaron ver Bisbitas pratenses Anthus pratensis, Jilgueros Carduelis carduelis, un Mirlo común Turdus merula... Una foto de Yoli y Laure de un Bisbita pratense:



Aunque lo más entretenido de la tarde fue la disputa que mantuvo un Busardo ratonero Buteo buteo con un Cernícalo vulgar Falco tinnunculus, primero. Y después con un grupo de Gaviotas patiamarillas Larus michahellis. Cuando hablo de algo "entretenido", me refiero a los cuatro observadores. Al pobre ratonero le debió parecer un martirio. La lucha con el cernícalo estuvo más o menos tranquila. Pero las gaviotas, más grandes y mucho más agresivas que el cernícalo (además de ser varias), le hostigaron con bastante saña. Alguna, incluso, llegó a chocar con la rapaz.


En el tejado de la rula del muelle de Rendiello, en el puerto de El Musel, estaba posada la gaviota patiamarilla asturiana con anilla negra y código blanco AK4B.


Muchas gracias a Patricia, Yoli, Laure, Pablo y Víctor por la compañía, los datos y las fotos.

2 comentarios:

Iván Díaz Pallarés dijo...

Ojo a las alondras por el Parque de la Providencia, el año pasado por estas fechas las había por docenas, y muy escondidas como siempre, hasta que te acercabas, a veces sin llegar a verlas, y saltaba el bando entero a 2 pasos delante tuyo.

Nacho Vega dijo...

Gracias, Iván. Estos días estoy algo desligado de las observaciones por Gijón. A partir del lunes volveré a la actividad.

Nacho.