domingo, 11 de abril de 2010

Charca grande del Parque Fluvial del Piles. El Musel.

Hoy estuvimos en la charca grande del Parque Fluvial del Piles un buen grupo de amigos: Hernesto, Turi, Iván, Yoli, Laure, Miguel, Pablo, Marco... En total 14 personas se pasaron por la zona en uno u otro momento. Se pudieron hacer algunas observaciones interesantes:

Busardo ratonero Buteo buteo
Gavilán común Accipiter nisus
Garza real Ardea cinerea
Garceta común Egretta garzetta
Avefría europea Vanellus vanellus
Andarríos grande Tringa ochropus
Ánade real Anas platyrhynchos
Avión común Delichum urbicum
Golondrina común Hirundo rustica
Pito real Picus viridis
Paloma torcaz Columba palumbus
Cuervo Corvus corax
Corneja negra Corvus corone corone
Urraca Pica pica
Arrendajo Garrulus glandarius
Ruiseñor bastardo Cettia cetti
Mirlo común Turdus merula
Lavandera blanca común Motacilla alba

Algún otro pajarín vimos; pero no sigo con la relación, pues sería demasiado larga. Lo más reseñable de la lista anterior, en mi opinión, fue el avistamiento de la Avefría europea y los Andarríos grandes. Lo mejor de la jornada fue conocer personalmente (ponerles una cara) a personas con las que contacté por medio de este mundo de Internet. Hablo, en concreto, de Iván Díaz Pallarés, el Administrador del blog "Aprendiendo a volar", cuyo enlace tenéis en la página principal de este blog. También me hizo mucha ilusión volver a ver a viejos conocidos. Por ejemplo, a Turi, a quien hacía más de veinte años que no veía.


Por la zona de la Campa de Torres ya cantan las Buscarlas pintojas Locustella naevia, según nos dijo hoy Iván.


Y por la tarde en El Musel casi ausencia de gaviotas. Menos de una treintena volaban entre la playa de El Arbeyal, muelles de La Osa y Moliner y muelle de Rendiello. Los fines de semana (hoy es domingo) no hay actividad pesquera industrial. Y las gaviotas no tienen descartes pesqueros para comer. En consecuencia, no entran en el muelle pesquero. Una panorámica de algunos arrastreros amarrados y un pescador aficionado en primer término. Los edificios del fondo son los de la rula, a la izquierda y la fábrica del hielo, a la derecha. Sobre el tejado de la rula se ve la pluma de la grúa portíco de los contenedores:



Lo único reseñable que vi fue un adulto de Charrán patinegro Sterna sandvicensis.

2 comentarios:

Iván Díaz Pallarés dijo...

Por mi parte el placer fue doble, por conoceros, y por ver que hay ganas de sacar algo positivo de nuestra pasión por las aves, a ver si nos hacen caso...
"Revelando" las fotos que hice antes de encontrarme con vosotros, aparecieron 2 archibebes comunes en la charca, la verdad es que hay aves para aburrir en esta zona, a poco que se pare uno a fisgar entre los matos...

Nacho Vega dijo...

Sí que hay vida allí. Sí que la hay. Esperemos que la Confederación Hidrográfica, el Ayuntamiento, o quien tenga las competencias, haga las cosas bien y tengamos un sitio "guay" a dos pasos de casa. Cómodo, bonito, con mucha vida para observar. No será más que una pequeña isla, recuerdo de lo que fue hace tiempo. Pero menos es nada.

Nacho.