martes, 20 de abril de 2010

Paso de limícolas por San Andrés de los Tacones. Aguilucho papialbo y Elanio común. Observaciones. Artículos de "La Nueva España".

Empiezo la entrada de hoy por el final. Hablando del artículo del diario "La Nueva España" sobre la energía eólica marina. En el citado diario regional ovetense, en la sección Nueva Quintana, se publica hoy una noticia que toca muy de cerca a las aves de Gijón y sus alrededores: La Universidad de Oviedo, Asturias, negocia financiación privada para impulsar el "laboratorio eólico marino" de Gijón. Traducido al "Román Paladino": Buscan paganinis para plantificarnos unos molinos picadores de pájaros en las aguas costeras de nuestra ciudad. Es curioso como disfrazan lo que no son más que unos artefactos productores de energía por medio de la fuerza del viento. Una fábrica de electricidad, vamos. Ahora se llama a "eso" un Laboratorio eólico marino. Chocante y curioso, cuando menos. El enlace a la noticia:

http://www.lne.es/oviedo/2010/04/20/oviedo-universidad-negocia-financiacion-privada-impulsar-laboratorio-marino-gijon/903185.html


Miguel Puente Prendes nos manda fotos y datos de ayer de la cola del embalse de San Andrés de los Tacones. El paso de limícolas se mantiene. Incluso se incrementa en números. Aprovechad ahora y disfrutad de él. Cuando nos planten los molinillos, la cosa irá a peor. Fijo:

Archibebe claro Tringa nebularia: 3.

Archibebe común Tringa totanus: 2.

Correlimos común Calidris alpina: 14.

Andarríos grande Tringa ochropus: 3.

Andarríos chico Actitis hypoleucos: Numeroso.

Cigüeñuela común Himantopus himantopus: 1. La misma de estos días. Preciosa. ¿Volverán a criar en la ría de Villaviciosa? Ójala.

Gaviotas de varias especies.

Milano negro Milvus migrans: 1. Fue posarse él, y desaparecer todo bicho viviente y volante, excepto las gaviotas. Cuando el Milano negro se cansó de estar allí, coincidiendo con la llegada de dos Garzas reales Ardea cinerea, los demás inquilinos temporales del sitio fueron, poco a poco, regresando.

Ánades azulones Anas platyrhynchos.

Fochas comunes Fulica atra.

Somormujos lavancos Podiceps cristatus.

Busardos ratoneros Buteo buteo... Y muchos pajarinos. Por ejemplo: Nada más aparcar el coche, una Collalba gris Oenanthe oenanthe. La migración de paseriformes, de limícolas, de todo tipo de aves y pájaros, está "que se sale", coloquialmente hablando. Cuando ya se iba, Miguel vio en la cabecera del embalse siete Andarríos chicos Actitis hypoleucos y un Chorlitejo chico Charadrius dubius. A ver si hay suerte y, bien en el embalse de San Andrés, bien en alguna de las charcas del Parque Fluvial del Piles, vuelven a criar esta primavera. Algunas fotos de Miguel:

Milano negro y gaviotas:



Cigüeñuela común y Correlimos comunes:



Andarríos chico:



Chorlitejo chico. Observad el muy patente anillo ocular amarillo anaranjado. Para un observador poco acostumbrado a verlos, es un rasgo diferenciador básico para no confundirlo con un inmaduro de Chorlitejo grande Charadrius hiaticula. Hay más diferencias, claro está. Pero la del anillo ocular es muy visual y definitoria:



Daniel López Velasco también estuvo ayer por la zona. Los datos están sacados del foro de la C.O.A.:

Andarríos chico Actitis hypoleucos: 62.

Cigüeñuela común Himantopus himantopus: 1.

Andarríos grande Tringa ochropus: 1.

Aguja colinegra Limosa limosa: 1.

Archibebe claro Tringa nebularia: 4.

Archibebe común Tringa totanus: 4.

Correlimos común Calidris alpina: 60.

Chorlitejo grande Charadrius hiaticula: 2.

Buscarla pintoja Locustella naevia: 1. Oída cantando.

Si el paso de limícolas está así de animado aquí, imagináos por el entorno de Zeluán, en los concejos de Avilés-Gozón. Después de la visita a los lugares de nuestro concejo gijonés, animáos a pasar por el muy cercano enclave de Zeluán. Merece la pena.


En cuanto a la "megaestrella" de esta primavera (y de este año, de momento) en los alrededores de Gijón, que es el Aguilucho papialbo Circus macrorus, deciros que ayer a última hora de la tarde aún seguía en el mismo sitio donde se le localizó anteayer. Crucemos los dedos para que dure unos días más. Si así fuera, más observadores podrían disfrutar con su contemplación. Es un bicho muy bonito. Y rarísimo por estas latitudes. El Elanio común Elanus caeruleus no se ve desde el día 7 de este mes de abril, en que lo localizó Daniel López Velasco. Parece que nos ha dejado, como es lógico. El dato también está sacado del foro de la C.O.A. Las últimas noticias sobre el Aguilucho papialbo: Esta tarde fuimos en su busca el cuerpo expedicionario formado por Iván Díaz Pallarés, Daniel López Velasco, Jaime Galguera Galguera, José Antonio Larriba Sánchez y yo mismo. A excepción de Iván, que fue el primero en llegar y el único en verlo, a los demás expedicionarios el bicho nos hizo "la rabona". Seguiremos insistiendo. En el foro de Rarebirds se ha publicado una foto hecha por José Menéndez Guerra, ornitólogo y fotógrafo aficionado y buen amigo. El ave se ve algo lejana; pero la toma es de una calidad excelente. Echadle un vistazo.


En el capítulo de "observaciones" deciros que, antes de irme hasta Tamón, estuve dando una vuelta por las charcas del Parque Fluvial del Piles. En la charca pequeña había una pollada de Ánade azulón Anas platyrhynchos con siete pollos bastante crecidos. Creo que son los mismos que viera la última vez que estuve allí. Un cutre-vídeo de digiscoping donde podéis ver algunos pollos con sus padres:

video

Además de esta familia, vi una nueva con diez patitos pequeños, de muy pocos días. Otro vídeo de mala calidad:

video

En la charca grande oí Pito real Picus viridis, Buitrón Cisticola juncidis, Curruca capirotada Sylvia atricapilla, Ruiseñor bastardo Cettia cetti, Petirrojo europeo Erithacus rubecula, Verderón común Carduelis chloris, Jilguero Carduelis carduelis... Y vi Paloma torcaz Columba palumbus, Golondrina común Hirundo rustica, Corneja negra Corvus corone corone, Urraca Pica pica, Garceta común Egretta garzetta y Garza real Ardea cinerea... Las Garcetas comunes eran dos. Y estaban enzarzadas con la Garza real por el uso y disfrute de un tramo del río, lindante con la charca grande. La Garza real tenía allí su "coto intensivo de pesca". Y se lo quisieron disputar las Garcetas comunes. En vano. Primero expulsó a una. A continuación, echó a la otra. Y luego se las arregló para rechazar un ataque combinado de las dos. A escasos veinte metros, una familia compuesta por madre, padre y dos niños pequeños, daban cuenta de su merienda campestre, ajenos a todo.


Acabo las noticias interesantes de la entrada de hoy con otro enlace más que recomendable, publicado también en la sección Nueva Quintana del diario "La Nueva España". Esta noticia no es negativa, sino todo lo contrario. En ella, el periodista y ornitólogo Luis Mario Arce Velasco nos habla de la importancia que los setos y matorrales tienen para la fauna salvaje en general, centrándose más en la ornitofauna. Son cosas sabidas por todos los aficionados a las aves. Pero merece la pena echarle un vistazo y recomendar su lectura a los niños, para que sean conscientes de la importancia de las "sebes" (los setos en asturiano). Para que se fomente su conservación y plantación. Y para que no se reemplacen por los funcionales, aunque estériles, muros de bloques de hormigón. En algunos valles cercanos a Gijón, como este de Carreño donde estuvo el Elanio común y está ahora el Aguilucho papialbo, aún hay una buena representación de setos vivos. Que siga así por muchos años. El enlace:

2 comentarios:

Iván Díaz Pallarés dijo...

Pues lo mejor de la tarde, la animada compañía, y el paseo hasta el monte Areo que me dí con el solín de 1/2 tarde, porque aunque vi al papialbo, fue según llegué, desde dentro del coche, y solo acerté a ver que era un aguilucho, y las fotos sacadas a vuelapluma son de espanto: lejos, borrosas, sucias por el parabrisas del coche, y en posturas tan extrañas (estaba pegándose con el cernícalo vulgar), que no merece la pena como identificatorias. Me supo a poco...

Nacho Vega dijo...

Hola Iván:

Pues por eso lo de que "habrá que seguir intentándolo". Como Dani dijo ayer: verlo, lo que se dice verlo, nunca más de 30 segundos cada vez. El bicho es más esquivo y difícil de ver que un billete de 500 €.

Nacho.