domingo, 18 de abril de 2010

Por San Andrés de los Tacones y el Parque Fluvial del Piles. Rareza en Carreño.

Miguel Puente Prendes estuvo hoy por la mañana en el embalse de San Andrés de los Tacones. Me mandó un aviso diciéndome que había una Cigüeñuela común Himantopus himantopus, entre otras cosas:

Archibebe claro Tringa nebularia: 1.

Archibebe común Tringa totanus: Unos 8.

Andarríos grandes Tringa ochropus y Andarríos chicos Actitis hypoleucos.

Porrones europeos Aythya ferina.

Ánades azulones Anas platyrhynchos: Numerosos, con cuatro polladas diferentes.

Fochas comunes Fulica atra, Gallinetas comunes Gallinula chloropus, tres Garzas comunes Ardea cinerea, Somormujos lavancos Podiceps cristatus, Zampullines comunes Tachybaptus ruficollis, Milanos negros Milvus migrans, Busardos ratoneros Buteo buteo... Y muchos pajarinos.

Unas bonitas fotos de Miguel, con una familia de Ánades azulones y la preciosa Cigüeñuela común:





Miguel hace mención al poco espacio que tienen los bichos para anidar. Un ejemplo:

Una pareja de Fochas comunes intenta construir un nido en la cabecera del embalse, aprovechando unas sargas espetadas en el agua y una alambrada, cerca del aparcamiento de los pescadores.


Después de leer el aviso de Miguel, decidí ir yo también a echar un ojo a San Andrés para ir luego, si tenía tiempo, hacia el Parque Fluvial del Piles. Por la tarde en San Andrés vi:

La Cigüeñuela común que localizara Miguel. Os pongo un cutre-vídeo donde se la ve alimentándose, junto a una Aguja colinegra Limosa limosa y un Archibebe común, entre otros. El sonido del vídeo procede de la radio de mi coche. Uno es "futbolero" y estaba escuchando los resultados de los partidos de fútbol. Y no me di cuenta de apagar la radio antes de encender la cámara. Lo siento. Pero tenéis un remedio fácil a quienes no os guste escucharlo: Cerrar el sonido del ordenador:



Además de la cigüeñuela común vi lo que os relaciono a continuación:

Archibebe claro: 5.

Archibebe común: 3.

Andarríos chico: 9.

Andarríos grande: 2.

Aguja colinegra: 1.

Chorlitejo grande Charadrius hiaticula: 1.

Correlimos común Calidris alpina: 8.

Somormujo lavanco: 5. Dos de ellos, con comportamiento de cortejo.

Milano negro: 2.

Gaviotas sombrías Larus fuscus, Gaviotas patiamarillas Larus michahellis, Gaviotas reidoras Larus ridibundus... Y montones de pajarinos: Currucas capirotadas Sylvia atricapilla, Verderones comunes Carduelis chloris, Collalbas grises Oenanthe oenanthe (de las que hay una auténtica invasión estos días), Petirrojos Erithacus rubecula, etcetera.

De allí me fui hasta las charcas del Parque Fluvial del Piles. En la charca pequeña vi Gallinetas comunes y Ánades azulones. Había una familia con seis patitos ya bastante crecidos. Supongo que serán los supervivientes de la pollada de diez que se viera hace ya unas semanas.




Pero todo lo que os he contado queda eclipsado por el meganotición del avistamiento de una rareza en el vecino concejo de Carreño. Esta tarde se localizó en la misma zona donde el Elanio común Elanus caeruleus pasó gran parte del invierno y parte de la primavera, un más que probable segundo año de Aguilucho papialbo Circus macrorus. Me enteré de la noticia cuando estaba fotografiando a la familia de Ánades azulones. Y, evidentemente, todo lo demás (la visita a la otra charca y una posterior al puerto de El Musel) quedó en un muy segundo plano. Para Carreño me fui. Aunque estas cosas hay que tomarlas con muchísimas precauciones, la calidad de los observadores que localizaron e identificaron al ave, apoyadas en fotos que se le sacaron (y que parecen lo suficientemente buenas como para identificarlo con una más que razonable seguridad), me animaron a irme a Carreño sin pensarlo ni medio segundo. Y a comentaros aquí la noticia. No quiero dar la impresión al escribir lo anterior, de que dude de la identificación. Ni mucho menos. Simplemente os hago hincapié en que, ante observaciones más que difíciles, es necesario tener prudencia. Pero el ave está bien identificada. El sitio de la observación, como ya os he dicho en entradas anteriores, no queda en el concejo de Gijón, sino en el vecino de Carreño. Pero está muy cerquita de aquí. Y la importancia de la observación, hace que os lo notifique. Yo nunca había visto un Aguilucho papialbo más que en los libros y los vídeos. Y he visto en mi vida no más de una docena de Aguiluchos pálidos Circus cyaneus. Así que mi impresión personal de lo que pude ver en compañía de Xuan Cortés Pérez y su esposa, Susi, de poco puede valer. Tanto a Xuan (que sí tenía experiencia con la especie) como a mi, nos pareció un ave más potente que el Aguilucho pálido, con la inserción del ala en el cuerpo más ancha que en éste último. La "boa" del cuello también nos pareció muy visible. Así como las secundarias muy oscuras. Los que tengáis tiempo y ganas, aprovechad para ir mañana. No sabemos cuanto tiempo llevará por la zona. Y, aunque se le vieron hacer intentos de caza (yo vi uno), no sabemos si aguantará mucho tiempo en el sitio. Es una especie migradora diurna. Así que, insisto, si podéis, id mañana a primera hora. Además, podréis ver buenas cantidades de Collalbas grises, Buscarlas pintojas Locustella naevia y una gran variedad de paseriformes. Estos días ha habido una fuerte entrada de migrantes. Especialmente de Collalbas grises, Currucas zarceras Sylvia communis y Ruiseñores comunes Luscinia megarhynchos, entre otros. La primavera está "a tope". Salid a su encuentro. Y suerte.


Solamente me queda agradecer a: Miguel, por todo el material cedido para esta entrada. A Dani y Clemente, por sus indicaciones para dar con el Aguilucho papialbo. Y a Xuan Cortés y su esposa, por su compañía, que me permitió ver la rareza. Cuando llegué no lo vi, a pesar de mirar durante un buen rato. Y cuando, descorazonado, ya me iba, aparecieron Xuan y Susi. Dimos los tres la vuelta y tuvimos la suerte de ver al bicho en bastantes buenas condiciones de luz y durante un buen rato. Así que, resumiendo: Gracias a todos. Muchísimas gracias a todos.

2 comentarios:

Iván Díaz Pallarés dijo...

Vaya cómo estaba San Andrés, qué maravilla.
El papialbo a ver si (D.m.) lo veo mañana, no creo que tenga muchas más ocasiones...bueno, si no me pierdo por la zona, que es enrevesadilla.

Nacho Vega dijo...

Hola Iván:

Gracias. Tengo que hacer una rectificación y varias precisiones (las haré también en la entrada de hoy del blog). Tengo querectificar lo que escribí en el blog, asegurando que el aguilucho papialbo en cuestión es más "potente y robusto". Es todo lo contrario: Más ligero y esbelto. Como escribí tamnbién en el blog, es el primer bicho que veo en mi vida. Y solamente vi un puñado de pálidos. Así que mi experiencia es nula. Y, la verdad, me pareció de alas anchas y robusto. Pero mi impresión estaba equivocada. Sí que vi claramente la base más ancha del ala, la "boa" del cuello y las secundarias oscurotas. Todo ello son rasgos típicos de papialbo. El dibujo facial y los cinco "dedos" del ala ya son rasgos mucho más difíciles de ver en el campo sin el apoyo de buenas fotos.

Las precisiones:

Al bicho lo encontró Dani sobre las cinco de la tarde. Dani llamó a José Guerra, ornitólogo y fotógrafo aficionado, el cual le hizo unas buenas fotos en las que se aprecian bien los rasgos del bicho. Al César lo que es del César. Yo ayer, con la información de que disponía (y dada la premura de tiempo por dar la noticia, pues el bicho puede, perfectamente, largarse hoy por la mañana) di la noticia apresuradamente. Y, a lo que se ve, incorrectamente. Toda corregirlo hoy, también con urgencia.

Una última precisión: La cita es, en un 99%, segura. Pero, como dije en el blog, estas cosas hay que tomarlas con muchísima precaución. Puede haber alguna característica que, a simple vista, no se haya notado. Pero sí que se puede verse luego en las fotos. En especies tan raras y complicadas de diferenciar como el aguilucho papialbo (recordarás la polémica que hubo con el bicho que estuvo, creo, en Villafáfila hace unos años), la identificación siempre debe afinarse muchísimos. Esperemos que ese uno por ciento de duda, se despeje con el análisis de las fotos y la opinión de los "Popes" europeos.

En cuanto a San Andrés, aunque no es más que un pálido reflejo de Zeluán, sí que estaba guapín.

Un saludo.

Nacho.