Birdwatching in Gijón (N Spain)

jueves, 7 de octubre de 2021

Alcaudón chico en Villaviciosa. Primera cita documentada para Asturias.

    Este paso postnupcial está siendo algo para recordar. Y no solamente en el concejo de Gijón, sino en toda Asturias. El último gran avistamiento se realizó hace unos días, la semana pasada, en el concejo de Villaviciosa. Miguel Puente Prendes localizó un alcaudón chico Lanius minor en el entorno de El Salín - El Cierrón. Una imagen del protagonista.

Alcaudón chico Lanius minor. Septiembre 2021.

   El alcaudón chico es un paseriforme de la Familia Laniidae. Como su "primo" y protagonista de la anterior entrada del blog, el alcaudón dorsirrojo. Si recordáis, el nombre genérico de la Familia de estas aves viene del Latín. Y significa carnicero. Ello es por la costumbre que los alcaudones tienen de ensartar a las presas en púas y otros objetos agudos y punzantes para, así, poder despedazarlas y comerlas más cómodamente. El alcaudón chico tiene 20 cms. de longitud, de 32 a 34 cms. de envergadura y un peso de entre algo más de 25 grs. y hasta casi 50 grs. Fuente: SEO/BirdLife:

https://seo.org/ave/alcaudon-chico/

   Su aspecto, como veis por la foto anterior, recuerda algo a un alcaudón real Lanius meridionalis o, más aún, a un alcaudón norteño Lanius excubitor. No obstante y en una somera mirada, se observan diferencias. La primera es el tamaño. A pesar de ser un alcaudón y, por ello, un paseriforme de tamaño grande, comparado con sus primos es un pájaro pequeño. La segunda característica que salta a la vista cuando lo vemos en el campo y que es muy útil para distinguirlo de los muy parecidos alcaudones reales o norteños, es la longitud del ala. La llamada proyección primaria. Las alas del alcaudón chico son mucho más largas que las de los demás alcaudones. La punta del ala rebasa con claridad el nacimiento de la cola. En los demás alcaudones llega con dificultad, si llega, al nacimiento de esa cola. Lo veis en esta comparativa entre un alcaudón real y el alcaudón chico.

Comparativa alcaudón real y alcaudón chico.

   El alcaudón chico es un ave de amplia distribución en Europa y en el mundo. La Europa Occidental constituye el límite oeste de su distribución a nivel mundial. Y en ella se encuentra en enclaves dispersos del sur de los Alpes, costa mediterránea de Italia, sur de Francia y localidades aisladas de la provincia de Lleida/Lérida. Pues, aunque en la página web de SEO/BirdLife nos dicen que también se reproduce en Huesca, en la actualidad está extinto allí como nidificante. Pasa el invierno en el sur del continente africano, después de una migración que puede llegar a más de 10.000 kilómetros. En este mapa de Wikipedia podéis ver su distribución a nivel mundial:

Alcaudón chico Lanius minor. Distribución mundial.
En naranja el área de reproducción. En azul, el área de invernada.
Fuente: Wikipedia.


   Como se puede ver, la supervivencia de la especie a nivel global no corre serio peligro. Pero si os fijáis bien en el mapa anterior y, como os hemos dicho anteriormente, España está en el borde occidental de su área de distribución. Y la especie ya empieza a ser poco común a partir de Francia. De hecho, la especie está considerada en Europa como de Preocupación Menor (Least Concern) por la Agencia Europea del Medio Ambiente (European Environment Agency) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés). Podéis leerlo en estos enlaces:

https://www.iucnredlist.org/es/species/22705038/87339356


   La población de adultos se estima entre el millón doscientas mil (1.200.000) y los tres millones trescientos mil (3.300.000) individuos. La población reproductora en Europa, según la Comisión Europea de Medioambiente se calcula en un rango de entre 3.000 y 5.000 parejas. Podéis verlo en el enlace:

https://ec.europa.eu/environment/nature/conservation/wildbirds/threatened/l/lanius_minor_en.htm

   Su migración, al igual que ocurre con su primo, el alcaudón dorsirrojo Lanius collurio, es peculiar. Y larguísima. En el caso de los alcaudones chicos ibéricos, es de más de 10.000 kilómetros. En vez de llegar hacia Europa por el Estrecho de Gibraltar, suben por el Oriente Medio. Y desde allí cruzan al este de Europa. La mayoría de ejemplares se quedan en Hungría, Rumanía y Bulgaria. Pero un pequeño contingente, cada vez menor, continúa su migración hacia el oeste. Y alcanza Italia, Francia y España. En donde, como ya os contamos, quedan pequeñas poblaciones. Los últimos reductos de la cría de la especie en la Europa Occidental. Cuando viajan hacia el continente africano, entran al mismo por Egipto desde Grecia. De forma parecida a como lo hacen los alcaudones dorsirrojos. Lo podéis leer en este artículo de Ecología:

https://www.miteco.gob.es/en/parques-nacionales-oapn/publicaciones/ecologia_13_13_tcm38-100597.pdf


   Volviendo al ejemplar visto en Asturias y localizado por Miguel Puente Prendes, pensamos que procede de la población europea. Un divagante. Y, como se ve en las fotos, creemos que es un inmaduro. Probablemente un ave en su primer invierno de vida. Las características que hacen que  pensemos así son las siguientes:

  1. Ausencia de tinte rosáceo en pecho, vientre y flancos.
  2. Frente gris y no negra.
  3. Lista ocular negra que no llega a la base del pico.
  4. Pico con base clara y no negra.

   Lo podéis ver bastante bien en esta foto:

Alcaudón chico Lanius minor mostrando algunas de
las características de un ave no adulta.

   Antes de seguir adelante con la entrada. Como seguramente habéis notado, hoy os traemos al blog un pájaro de una especie que ha sido vista fuera del concejo de Gijón. El ámbito geográfico al que se ciñe el blog Aves en Gijón. Hemos hecho esta excepción, como en su día hicimos con el chorlitejo culirrojo del Cabo Peñas, porque creemos que la ocasión lo merece. En nuestro país el alcaudón chico es una especie en grave peligro de extinción. Su ámbito de distribución en España, como os hemos dicho anteriormente, se circunscribe a unas pocas localidades de Lérida/Lleida. Su estatus de población ha hecho que se pusieran en marcha programas de cría para intentar darle un empujón a su población. La del animal salvaje vertebrado más amenazado de España. En el año 2020, cuatro parejas sacaron adelante diez (10) pollos en la Plana de Lleida/Lérida. Lo que, según los responsables del programa de cría, es la mayor cifra de aves voladas en los últimos seis años y constituye una magnífica temporada de cría. Haceos una idea, leyendo lo anterior, del panorama que se le presenta a la especie en nuestro país. Desde los años ochenta del pasado siglo, cuando se censaron unas noventa (90) parejas reproductoras, la población española ha sufrido un declive del 90%. ¿Las causas? Aparte de que España se encuentra en el borde occidental de su área de distribución, son las de casi siempre. A saber:

  • Aumento de la tasa de depredación sobre la especie. Sobre todo por parte de la urraca común Pica pica, cuya población se ha incrementado enormemente por la intensificación agrícola.
  • Su larga migración bianual. Lo que provoca la muerte de ejemplares por diversas causas.
  • Las alteraciones en el clima provocadas por el Calentamiento Global. En particular, veranos lluviosos.
  • Intensificación agrícola, con la pérdida del hábitat de nidificación (cultivos de secano con barbechos y lindes bien conservadas).
  • Uso excesivo de plagucidas. Que acaban con los insectos de los que se alimenta.

    Pero a pesar de los esfuerzos que se están llevando a cabo, con 674 pollos liberados en el proyecto, la tasa de retorno de ejemplares (es decir, las aves que vuelven desde África al lugar en el que fueron liberadas) no supera el 7%. A partir del 2015 se han colocado geolocalizadores a algunos ejemplares liberados para poder tener una información más precisa sobre los movimientos de dicha especie.

   El programa de cría se está llevando a cabo por parte de la Fundación Trenca. En estos enlaces podéis leer lo que hacen:

https://trenca.org/es/proyectos/alcaudon-chico-lanius-minor/

https://trenca.org/es/noticias/alcaudon-chico/una-extraordinaria-temporada-de-cria-del-alcaudon-chico-el-ave-mas-escasa-de-la-peninsula-iberica/

  

   El ave que estuvo en Villaviciosa fue vista alimentándose casi de continuo durante el tiempo que permaneció en el lugar. Seguramente recuperando fuerzas después de su viaje desde tierras europeas. Unas fotos en las que se le ve con unas presas.




Alcaudón chico Lanius minor con lo que parece un saltamontes.


   Y un vídeo en el que se le ve lanzarse a por una presa:

Alcaudón chico Lanius minor de caza.


   Después de unos días en el lugar, en el que el ejemplar sufrió las mínimas molestias por parte de las personas que fueron a verlo, aunque alguno hubo que se saltó los límites admisibles, el alcaudón chico tomó las de Villadiego. Es por esta razón por la que ahora publicamos una entrada sobre él. Si todavía siguiese en el enclave, no daríamos a conocer noticia alguna sobre un ave tan amenazada en España. Acabamos la entrada de hoy con una serie de fotos y vídeos que sacamos el día que fuimos a verlo. Son imágenes de mala calidad, pues el ejemplar estaba lejos. Os pedimos disculpas por ello.




Alcaudón chico Lanius minor


   Y unos vídeos en los que aparece en distintos posaderos:




   Esto es todo por hoy. Juan y yo esperamos que no os haya importado el que nos saltásemos el ámbito geográfico del blog para mostraros un pájaro muy raro en España y que, en Asturias, es la primera vez que se le cita y se documenta gráficamente dicha observación. Por último: Queremos agradecer a Miguel Puente Prendes su generosidad al comunicar el hallazgo del ejemplar, así como el seguimiento hecho al mismo. Muchas gracias, Miguel. Hasta una próxima ocasión. Gracias por visitarnos.

4 comentarios:

Miguel dijo...

Gracias a vosotros por las referencias. Buen trabajo. Saludos

Nacho Vega dijo...

Es lo que se debe hacer, Miguel. Nombrar a quien encontró al bicho y quien, además, facilitó la observación a los demás, veló por el bienestar del animal... Es lo que se debe hacer. Abrazos.

luismadrid dijo...

Qué buena observación. Menos mal que hay gente muy válida como Miguel para que no se nos escapen muchas de estas visitas. Y un buen relato para conocer mejor al chico y diferenciarlo del grande. Se nota bien el largo de alas sobre el nacimiento de la cola en las fotos. Un saludo Nacho.

Nacho Vega dijo...

Gracias.

Miguel, además de un muy buen buscador, es muy discreto. Alguien que antepone la tranquilidad y seguridad de los bichos al lucimiento de un blog o un muro de FB.