Birdwatching in Gijón (N Spain)

viernes, 16 de septiembre de 2022

Fumarel aliblanco "Chlidonias leucopterus" en Gijón. Cronología de una observación.

    Hace unos pocos días y en una anterior entrada, escribimos que este paso postnupcial del 2022 estaba siendo bueno. Y que, aunque quedaba mucho, todavía no había llegado al nivel de la calidad de las observaciones del paso postnupcial del año pasado. A la vista de los últimos acontecimientos creemos que, si no ha llegado ya a esa cota la actual migración postnupcial u otoñal, le falta muy poquito. Van llegando especies que hacen que el nivel suba como la espuma, como se dice vulgarmente. La última que hemos tenido la oportunidad de contemplar ha sido un precioso ejemplar juvenil de fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus. Es una especie que se estrena en el blog. Una foto del protagonista de esta entrada y del paso postnupcial, hasta la fecha, en el concejo de Gijón:

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus joven.

   Aunque no se considera rareza a nivel nacional, sí lo es a nivel provincial. Lo que da idea de lo realmente escasa que esta especie es en Asturias. De hecho y hasta esta observación gijonesa, solamente se habían registrado en nuestra provincia catorce ejemplares. Repartidos en siete observaciones. En el concejo de Gijón solamente había constancia de dos observaciones en el embalse de San Andrés de los Tacones. Un joven visto el 27/08/05 y dos jóvenes vistos al día siguiente (28/08/05). Ambas fueron hechas por Daniel López Velasco. Datos actualizados en el Anuario Ornitológico Digital, publicado en la página web de la Coordinadora Ornitolóxica d'Asturies (C.O.A.).:

http://www.coa.org.es/images/annuariuchlleu.pdf

   Del enlace anterior hemos sacado este gráfico. En él veis las citas y la época en las que se ha observado en Asturias esta especie:

Número de citas de fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus.
Por quincenas y en el período 2000-2019.

   Todas las observaciones de la especie que hay recopiladas en nuestra región están hechas durante los pasos migratorios. La mayoría durante el paso postnupcial u otoñal. Cinco de las siete observaciones lo fueron en el postnupcial. Dos fueron hechas en el prenupcial o primaveral.

   El fumarel aliblanco no cría en España. Su zona de reproducción más cercana a nuestro país se encuentra en el noroeste de Italia. En el resto del continente europeo cría, principalmente, en los países de Europa oriental. Desde Hungría al Mar Negro. También y en lo referente a Europa, lo hace en Polonia, las antiguas repúblicas soviéticas y Rusia. Lo veis en este mapa de la Wikipedia. La zona de reproducción, en naranja. El área de invernada, en azul:

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus. Mapa mundial de distribución.
Fuente: Wikipedia.

   Lo extenso de su área de distribución hace que no sea fácil establecer el total de individuos que constituye la población de la especie. En Europa se calcula que el número de parejas oscila en una horquilla que va desde algo más de las 66.000 y hasta las 173.000 parejas reproductoras. Fuente: BirdLife Data Zone:

http://datazone.birdlife.org/species/factsheet/white-winged-tern-chlidonias-leucopterus/text

   Y lo oriental de su área europea de reproducción, hace que Asturias quede fuera de sus rutas habituales de migración. La especie, siendo muy poco común en nuestro país, es menos rara de ver, siempre durante los pasos migratorios y especialmente en primavera, por las costas mediterráneas y Baleares. Las citas españolas proceden, principalmente, de los litorales catalán y levantino. Y principalmente en el paso prenupcial. Fuente: SEO/BirdLife:

https://seo.org/ave/fumarel-aliblanco/

   Como curiosidad, deciros que existe un dato de anillamiento de un fumarel aliblanco en España. Fue en al año 1999. Podéis leerlo en este Informe sobre la Campaña de Anillamiento de Aves en España. Año 1999:

https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/inventarios-nacionales/1999_tcm30-200244.pdf

   Todo ello en su conjunto nos hace ver que es una especie realmente difícil de observar en nuestro país. Y todavía es más difícil de ver en el litoral cantábrico-atlántico. Es el caso de Asturias. Lo que da un gran valor a la observación de este fumarel aliblanco. Las observaciones de la especie registradas en España son muy escasas. Según SEO/BirdLife es muy raro y se cita, escasamente, en ambos pasos migratorios. Especialmente en el prenupcial. Las observaciones corresponden a aves aisladas y, algunas veces, a parejas o tríos. Podéis leerlo en el enlace anterior a la web de SEO/BirdLife.

   Y en esta foto, cedida por Julián Rufino Gómez González y que está sacada del libro Aves Migradoras Ibéricas, de Francisco Bernis Madrazo, tenéis información sobre sus rutas migratorias. Y podéis comprender el porqué de su escasa presencia en nuestro país:

Migración del fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus.
Fuente: Aves Migradoras Ibéricas, de Francisco Bernis Madrazo.

   Volviendo, precisamente, al ejemplar objeto de esta entrada. Deciros que fue localizado por César Fernández González. El sábado 3 de septiembre del 2022 (3/09/22) en la desembocadura del Piles en la playa de San Lorenzo. César es el administrador, entre otros blogs, de Paseos por la Naturaleza. La identificación del ejemplar fue confirmada por uno de los mejores ornitólogos españoles. Daniel López Velasco. Unas fotos de ese día. Están hechas por César:

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus joven. 3/09/22.
Foto: Autor © César Fernández González.

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus joven. 3/09/22.
Foto: Autor © César Fernández González.

   Al rato de hacer las fotos, el ejemplar salió volando en dirección sureste y pensamos que seguiría viaje migratorio. Pero cual fue nuestra sorpresa cuando otro amigo, Saúl Rodríguez Rodríguez, lo volvió a ver esa tarde del 3 de septiembre en uno de los estanques del Parque de Isabel la Católica. El ejemplar se mostraba activo, volando sin problemas y pescando gambusias Gambusia holbrooki. La gambusia es una especie exótica que fue introducida en España en el año 1921 para combatir el paludismo. Y se ha convertido en una peligrosa amenaza para algunas especies de peces autóctonos de España y que se encuentran en peligro de extinción. Como el fartet Aphanius iberus. El fumarel aliblanco permaneció allí, en el Parque de Isabel la Católica, desde ese día. Aunque de vez en cuando levantaba vuelo en dirección al río Piles, al sureste del estanque en el que estaba. Pero siempre acababa volviendo. El ave se mostraba confiada y se posaba en las ramas que, cercanas a las orillas, sobresalían del agua.

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus joven. 5/09/22.

   Cuando no estaba pescando o descansando sin más, se dedicaba a arreglar el plumaje. Como veis en los vídeos:


Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus joven. 5/09/22.

   El ejemplar es un joven nacido esta primavera. Y si os fijáis, tiene varias características que lo diferencian de sus otros dos congéneres europeos de su misma edad. El fumarel común Chlidonias niger y el fumarel cariblanco Chlidonias hybrida. A saber:

  • Obispillo blanco. Esta característica la comparte con el fumarel cariblanco. Pero lo diferencia del fumarel común, que lo tiene gris.
  • Lados del pecho blancos. Comparte el rasgo con el fumarel cariblanco. Pero no con el fumarel común. Que tiene una visible mancha oscura en forma de coma.
  • Las plumas de dorso y terciarias presentan una estrecha banda clara en el borde de las mismas. En el fumarel común ese borde blanco de las plumas de esa zona es visiblemente más ancho. En el fumarel cariblanco es de color oscuro.
  • Patas de color rojizo-anaranjado. Mucho más claras que en el fumarel cariblanco y de color similar al del fumarel común.
  • Dorso oscuro y con el borde de las plumas con una fina banda terminal de color claro. Se diferencia del fumarel cariblanco en que este tiene el dorso claramente escamado de oscuro y con un tinte canela.
  • Borde de ataque (borde anterior) de las coberteras (unas de las plumas del ala) y vértice flexor del ala de color muy oscuro. Lo que le da un toque característico al ala plegada. Que presenta una línea oscura muy marcada en esa zona. Comparte el rasgo con el fumarel común. Pero le distingue del fumarel cariblanco.
  • Pico más corto y fino que en las otras dos especies de fumarel.


   En estas fotos en vuelo, que amablemente nos ha cedido José Antonio Risueño Suárez (José Antonio Jars VR), podéis ver con claridad muchos de esos rasgos.

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus.
Foto: Autor © José Antonio Jars VR.


Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus.
Foto: Autor © José Antonio Jars VR.


   Lo inusual de la observación ha hecho que muchos aficionados hayan ido a ver al ejemplar. Entre esos observadores se encuentra Julián Rufino Gómez González. Quien nos ha cedido unas imágenes.

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus.
Foto: Autor © Julián Rufino Gómez González.

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus.
Vídeo: Autor © Julián Rufino Gómez González.

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus.
Foto: Autor © Julián Rufino Gómez González.

   Y estas fotos son nuestras. Sacadas el 5/09/22:





Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus. Joven. 5/09/22.

   Alguno de los días en los que fuimos a verlo, el fumarel aliblanco se mostraba muy poco activo. Como medio dormido. Lo veis en esta foto del 8/09/22:

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus joven. 8/09/22.

   De vez en cuando se espabilaba un poco. Pero nunca abandonó el posadero:

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus joven. 8/09/22.

   Se le veía desganado:

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus joven. 8/09/22.


   Ya hace varios días que el joven fumarel aliblanco se ha largado. La última vez que tenemos constancia de que alguien lo viese fue el viernes 9 de septiembre de 2022. Al día siguiente de las últimas imágenes de esta entrada. Su estancia en nuestra ciudad duró, justo, una semana. Desde el viernes 3 de septiembre, cuando lo localizó César Fernández González. Y hasta el viernes 9 de septiembre. A partir de ese día dejó de verse. Y durante todo ese tiempo lo pudieron disfrutar muchos observadores y fotógrafos. El lugar en el que se encontraba ese joven fumarel aliblanco, facilitó su segura contemplación. Los estanques del Parque de Isabel la Católica están rodeados de una valla electrificada para evitar que las nutrias paleárticas Lutra lutra, de las que hay varios ejemplares en el vecino río Piles, entren a los estanques y depreden sobre las aves de colección que allí hay. La desgracia de unos, las nutrias, ha sido la fortuna de otro. El joven de fumarel aliblanco. Hoy, el día en que publicamos esta entrada, es viernes, 16 de septiembre del 2022. Ha transcurrido una semana desde el último día en el que tenemos noticia de su observación en nuestra ciudad. Así que damos por cerrada esta crónica, este a modo de diario del fumarel aliblanco que hizo parada y fonda en nuestra ciudad antes de continuar su viaje migratorio. Diario que hemos completado con datos de la especie. Y que esperamos que os haya resultado interesante. También esperamos, deseamos, que nuestro visitante tenga suerte en su viaje al continente africano, en donde pasará el invierno. Para, posteriormente, regresar a su lugar de nacimiento. En donde, cuando le llegue el momento, se emparejará, criará a sus pollos y completará el ciclo natural de la vida.

   No podemos, ni queremos, despedir la entrada sin antes dar nuestras más sinceras gracias a todos los amigos que, amablemente, nos han cedido información y gran parte de las imágenes que ilustran esta entrada. Ellos han sido: César Fernández González, José Antonio Risueño Suárez (José Antonio Jars VR) y Julián Rufino Gómez González. Muchas gracias a los tres. Y muchas gracias a vosotros por visitarnos.

2 comentarios:

Manuel Marcos dijo...

Muy interesante.

Nacho Vega dijo...

Gracias, Manolo.

Una especie muy escasa y difícil de ver. Sobre todo en la forma en la que vimos a este ejemplar. Una semana seguida y a muy corta distancia.