lunes, 23 de noviembre de 2009

Gaviota sombría 6XF y cormorán grande sueco

Una vieja conocida, la Gaviota sombría Larus fuscus con anilla azul y código blanco 6XF ha llegado ya al parque de Isabel la Católica. Iván Díaz Pallarés la vio ayer domingo. Es un ave anillada como pollo el 04.07.2004 en la isla de Flat Holm, sita en el canal del Bristol, Reino Unido. Tenéis información del sitio en la siguiente página de Internet:


Desde el año 1972 la isla está catalagada como "Lugar de especial interés científico" debido (entre otras cosas) a la población de gaviotas que alberga. Las especies principales de la isla son el Gavión atlántico Larus marinus, la Gaviota argéntea Larus argentatus y la Gaviota sombría Larus fuscus. De las ocho mil aves que hay en la isla, la mitad aproximadamente son gaviotas sombrías. Nuestra anillada amiga es una visitante asidua del parque Isabel la Católica desde el mismo año de su nacimiento. Concretamente desde el dos de noviembre de 2004.

Una foto de la isla de Flat Holm, lugar de nacimiento de la gaviota:



Y aquí una foto hecha por mi de la gaviota sombría:




Iván también hizo un recuento somero de algunas especies de patos: Unos 30 Cucharas europeos Anas clypeata y más de 75 porrones, entre Porrones europeos Aythya ferina, moñudos A. fuligula y el joven de Porrón pardo A. nyroca.


Por otro lado, el cormorán grande sueco que viene a dormir a los árboles que hay en las islas del estanque grande del parque Isabel deberá andar con cuidado. Nuestro gobierno del Principado de Asturias ha decidido aumentar el cupo de cormoranes grandes que se van a matar en esta temporada 2009 - 2010. Cuando hablo de matar me refiero a hacerlo de forma legal. Los otros muertos no existen, aunque los haya. O aunque no todas las bajas sean cormoranes. Si vais al siguiente enlace podréis ampliar la noticia:


Se van a cargar a 260 cormoranes grandes. Exactamente el doble de los que se sacrificaron el año pasado. Además los controles se ampliarán al mes de abril. Según la Viceconsejera responsable Belén Fernández, "con esta medida contribuiremos al control de la predación, que es necesario". Y los pescadores, aún así y todo, se siguen quejando. Quieren que los controles se hagan en los meses de octubre y noviembre por ser los "meses ideales" para ello. Enlace a la noticia aquí:


Los diversos estudios hechos, tanto aquí como en otros países, que demuestran que es una medida poco menos que inútil, no cuentan para el Principado. Ni para los pescadores. Lo único que parece importarle a la Administración es tapar las bocas a estos últimos, enfadados por el recorte de cupos y días hábiles de pesca que este año se hará en la normativa de pesca del salmón atlántico. Un pez que está en peligro en nuestra región, entre otros muchos factores, por la sobrepesca que de la especie se lleva haciendo desde hace décadas en Asturias. Pero los pescadores, foráneos o autóctonos, dejan "muches perres" en la región. Y los cuatro "llocos que tenemos la cabeza a páxaros", no. Y esa es la diferencia. El "paganini" es el pobre cormorán. Cuando no queden cormoranes vivos y, sin embargo, siga habiendo pescadores sin salmones, continuarán los controles de las especies "predadoras". Es decir, las garzas, garcetas, martines pescadores, mirlos acuáticos, nutrias y todo lo que se mueva entorno a "sus salmones" y "su río". Pero no pondrán freno a los auténticos problemas, mucho más complicados y costosos de solucionar. Alberto Carlos Polledo Arias nos deja en este artículo sus reflexiones al respecto:

No hay comentarios: